Rumbo a 5G, Nokia logra latencia menor a 2 milisegundos

Compartir

 

17630103_1489526311100182_1030401909509779896_n

 

Como parte de sus planes de desarrollo de tecnologías 5G, Nokia llevó a cabo pruebas de tecnología denominada 4.9G, logrando reducir la latencia de una red a menos de dos milisegundos, gracias a nuevas características que permiten acortar los intervalos del tiempo de transmisión en un 86%.

La prueba se llevó a cabo con la radiobase Nokia AirScale, que permite a los operadores soportar tanto tecnologías 4.9G como 5G en el mismo equipo, maximizando velocidades y capacidad mientras que migran hacia 5G. Las pruebas se llevaron a cabo del 28 de junio al 1 de julio, durante el Mobile Word Congress de Shanghái, cita un comunicado de la empresa.

Shiv Putcha, director asociado de IDC Asia Pacífico, dijo: “los reducidos tiempos de latencia fueron cruciales durante la transición de 3G a LTE para ofrecer al usuario una experiencia de banda ancha. Con esta demostración, Nokia ha establecido un nuevo punto de referencia para el desempeño de latencias en redes LTE, acercándolas a los niveles 5G que necesitan las aplicaciones industriales y empresariales. Esto permitirá a los operadores empezar a soportar nuevas aplicaciones y ofrecer servicio continuo mientras empiezan a desplegar sus redes 5G”.

Tero Peltola, jefe de la Línea de Negocios LTE de Nokia, dijo: “estamos comprometidos en ayudar a los operadores a evolucionar sus redes de la forma más efectiva, permitiéndoles anticiparse y cumplir con las demandas de alto desempeño donde y cuando se requiera. Continuamos evolucionando nuestra oferta de tecnologías 4G con 4.5G Pro y 4.9G, y con esta demostración de latencia de red podemos mostrar a los operadores cómo pueden usar LTE para ofrecer aplicaciones industriales y empresariales de ultra banda ancha a más clientes en su camino hacia 5G”.

El 5G ofrecerá nuevas aplicaciones tales como automatización de la “industria 4.0”, coches autónomos, salud a distancia y entretenimiento en realidad virtual inmersiva, cada una de los cuales requiere ultra banda ancha y niveles de latencia de red extremadamente bajos. Los despliegues iniciales de la tecnología 5G se llevarán a cabo en mega ciudades con alta densidad poblacional, donde la demanda de datos de usuarios y compañías seguirá creciendo.

Al elevar el desempeño de las redes 4G-LTE, los operadores podrán soportar aplicaciones de ultra banda ancha en el camino hacia 5G, asegurando la continuidad en el servicio en tanto que 5G se empieza a desplegar.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here