AMX resiste en Bolsa pese a revés de Claro en Colombia

Compartir

 

EdifClaroI

Por Nicolás Lucas

El Economista

Los papeles de AMX ceden 0.32% en los mercados y la compañía ve caer su valor en 3,284 mdp durante la jornada, pero se mantiene como una de las firmas de mayor peso en la BMV, al avanzar más de 10% en julio.

América Móvil pudo sortear las repercusiones del revés que sufrió su filial colombiana Comcel, a su vez controladora de la marca comercial Claro, luego de que un juez local resolvió que tanto Claro, como Movistar del Grupo Telefónica, incumplieron con la reversión de una serie de activos físicos e intangibles contemplada en sus concesiones de 1994.

En el mercado mexicano de valores, la acción de AMX cedió 0.32% este día, en comparación con la jornada del martes.

La compañía vio descender su valor de mercado en 3,284 millones de pesos este miércoles.

América Móvil, sin embargo, se mantiene como una de las empresas de mayor peso en toda la Bolsa Mexicana de Valores, al lograr un valor de mercado por 1 billón 45,000 millones de pesos.

En lo que va de julio del 2017, la acción de América Móvil ha avanzado un 10.27 por ciento en el IPC. Cada título de AMX vale hoy 15.78 pesos.

A media jornada del martes se conoció la decisión del juez colombiano, que determinaba que tanto Movistar como Claro debían pagar 521 millones y 1.025 millones de dólares, respectivamente, por el incumplimiento de la devolución al Estado de redes e infraestructura que ambas empresas instalaron para la prestación del servicio de telefonía móvil, según los acuerdos de 1994.

La controversia por la devolución o no de activos y la manera, en su caso, en que ésta deba realizarse, en especie o monto económico, abre un nuevo capítulo en una enredada historia de hace 23 años.

En ese 1994, Comunicación Celular S.A. (Comcel), Occel y Celcaribe, transformadas definitivamente en Claro en 2012, y Bellsouth, hoy Movistar, aceptaron retornar al Estado colombiano infraestructura como torres, antenas y cableado, así como 25 MHz de espectro en la banda de 850 MHz y otros 15 MHz más en las frecuencias de los 1900 MHz cuando vencieran sus permisos de explotación de servicios, en marzo del 2004.

Pero reformas a la legislación en la materia, ejecutadas en distintos años, más resoluciones de la Corte Suprema de Justicia de Colombia e investigaciones por separado de la Contraloría General de la República de aquél país; incluso, iniciativas de congresistas para crear con esos activos una telefónica estatal y sumadas a las diferencias entre los operadores y el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic) por esta reversión, han complicado aún más el escenario para Claro y Movistar.

El caso ha ido escalando a tribunales especializados y puede terminar obligando a la Secretaría de Relaciones Exteriores y a la Secretaría de Economía de México a salir en la defensa, en este caso, de la mexicana América Móvil.

Fuente: El Economista

 

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here