Compartir

La Organización Marítima Internacional (OMI) ha publicado una nueva advertencia que informa de que la bauxita puede volverse inestable al ser transportada como carga en un buque, pudiendo ocasionar la zozobra del mismo.

La bauxita es una de las mayores fuentes mundiales de aluminio. En 2015, un granelero se hundió cuando transportaba este mineral, lo que supuso la pérdida de 18 miembros de la tripulación. La investigación presentada al Subcomité de transporte de cargas y contenedores de la OMI (Subcomité CCC) esta semana concluyó que ciertas formas de bauxita con una larga proporción de pequeñas partículas podrían estar sujetas a un fenómeno recientemente identificado llamado “separación dinámica”, que se da cuando hay un exceso de humedad en la carga.  En esas condiciones, pueden formarse fangos líquidos (agua y sólidos finos) sobre el material sólido, según el informe del Grupo de trabajo mundial sobre el comportamiento de la bauxita durante el transporte por mar. El consiguiente efecto de las superficies libres debidas a la agitación del líquido podría afectar considerablemente a la estabilidad del buque, lo que puede llegar a provocar la zozobra del mismo.

El Subcomité de transporte de cargas y contenedores de la OMI (Subcomité CCC), en su cuarto periodo de sesiones celebrado del 11 al 15 en la sede de la OMI, aumentó la concienciación sobre los posibles riesgos que supone la humedad y proporcionó nueva orientaciones sobre el transporte de bauxita, en la forma de una circular dirigida a los expedidores, operadores de terminales, propietarios de los buques, operadores de buques, fletadores, capitanes y todas las demás partes interesadas en el transporte de bauxita.  La circular solicita que se tenga extremo cuidado y se adopten las medidas del caso, teniendo en cuenta las disposiciones de los instrumentos pertinentes de la OMI al manipular y transportar bauxita a granel.

La circular tiene efecto inmediato antes de la adopción de los nuevos métodos de ensayo y fichas pertinentes para las cargas de bauxita programada durante la próxima actualización rutinaria del Código marítimo internacional de cargas sólidas a granel (Código IMSBC), en 2019. El Código IMSBC contiene el reglamento del sector sobre cómo gestionar estas cargas.

La circular CCC.1 actualiza una circular previa sobre el transporte de bauxita e invita a los Gobiernos a que tomen nota de que algunas cargas de bauxita (concretamente las que tienen mayor proporción de partículas pequeñas) presentan un riesgo causado por la humedad y deberían por ello tratarse como cargas del Grupo A. El exceso de humedad en dichas cargas puede conducir al efecto de las superficies libres, que puede provocar un movimiento atípico del buque. El capitán deberá adoptar las medidas oportunas en caso de este posible de inestabilidad de la carga.

La circular incluye el proyecto de procedimiento de ensayo para determinar el límite de humedad admisible a efectos de transporte (LHT) de la bauxita; reparar un proyecto de ficha para la bauxita como carga del grupo A (el nombre de expedición de la carga a granel correspondiente es FINOS DE BAUXITA); y el proyecto de enmienda a la ficha actual de la bauxita del grupo C (bauxita con una menor proporción de partículas pequeñas y un grado de saturación por la humedad no susceptible de alcanzar el 70%).

Bauxita

La bauxita es una roca formada por el desgaste tanto de rocas de silicato (granito/basalto) como de rocas carbonadas (caliza/dolomita). Se encuentra principalmente en áreas subtropicales como África, América del Sur y Australia con algunos pequeños depósitos localizados en Europa.

Cada año se transportan aproximadamente un total de 100 millones toneladas de bauxita por mar. Brasil y Guinea dominan el suministro marítimo con más de 30 millones toneladas por año cada uno. Australia suministra más de 20 millones de toneladas mientras que Malasia proporciona unas diez millones.  Sierra Leona, Guyana, Ghana y otros expedidores suministran cantidades menores.

Grupo de trabajo mundial sobre la bauxita (GBWG)

La bauxita ha sido transportada de forma segura durante décadas y los problemas o accidentes derivados de su transporte son extremadamente raros. Sin embargo, tras la pérdida del granelero Bulk Jupiter a principios del año 2015, la OMI pidió al sector mundial de la bauxita que llevase a cabo una investigación sobre el comportamiento de dicho mineral durante el transporte por mar. El sector respondió con la formación del Grupo de trabajo mundial sobre la bauxita (GBWG) para llevar a cabo dicha investigación e informar a la OMI en relación con el transporte marítimo seguro de bauxita.

Los miembros de este grupo provienen de una amplia gama de disciplinas clave incluidos los expedidores (mineros), transportistas (propietarios y armadores de los buques) y usuarios (los operadores de refinerías de aluminio), así como varios consultores con conocimientos de ingeniería hidráulica y geotécnica y ciencias marítimas.

Fuente: OMI

Compartir