Compartir

Agencias

El gigante de internet Google ofreció este miércoles crear una unidad de compras “separada” para evitar más sanciones de la Unión Europea.

“Estamos implementando un remedio para cumplir con la reciente decisión de la Comisión Europea” declaró Al Verney, un portavoz de Google, mediante un comunicado.

La Comisión Europea acusa a la compañía estadounidense de abusar de su posición dominante como motor de búsqueda en línea para favorecer a su comparador de precios “Google Shopping”, un caso por el que Google fue condenado a finales de junio a una multa de 2.420 millones de euros. La empresa tiene hasta el jueves para poner en marcha soluciones.

El grupo decidió crear una entidad autónoma para “Google Shopping” que tendrá que pujar, como lo hacen los otros servicios de comparación de precios en internet -su competencia- para poder situar anuncios publicitarios en la parte superior de su página de búsqueda.

En concreto, cuando un internauta lance una búsqueda en Google para una tostadora o un frigorífico, aparecerá en lo alto de la página una especie de cartel publicitario con diez casillas en las que se mostrará un resultado con una foto y el nombre del comparador de precios utilizado. Cada una de esas casillas será presentada a subasta y los diferentes comparadores de precio pujarán para poder aparecer en ellas.

“Google Shopping participará en las subastas con armas legales [con los otros competidores] y será gestionado como si fuera una entidad separada, que participa en las subastas de la misma forma que el resto”, agregó Al Verney.

Según Google, una docena de páginas de comparación de precios estarían dispuestas a participar en estas subastas. En total, habría entre 200 y 300 páginas de este tipo en Europa susceptibles de participar en ellas.

Fuente: AFP

Compartir