Compartir

Predecir el futuro no es difícil, lo difícil es creer”. Ese lema le llevó al británico Kevin Ashton a convertirse en el gurú de la tecnología. Su mentalidad fue la que le catapultó a crear el concepto del ‘internet de las cosas’. Fue en 1999 que Ashton habló sobre su visión a futuro:

electrodomésticos controlados con un dispositivo remoto, semáforos que se conectan a una red de internet para interactuar con los usuarios, mecanismos de ciclismo que vigilan las rutas de los usuarios… Lo que parecía una propuesta lejana e imposible, se hizo realidad en dos décadas.

Pero si cree que es todo lo que el experto pudo vaticinar hasta ahora, se equivoca. Como si se tratara de un Nostradamus contemporáneo, Ashton se animó a predecir que la expectativa de vida del hombre sería de tres dígitos (100 años o más), gracias a la tecnología que mejora la calidad de vida.

Esta experiencia la compartió ayer durante el encuentro denominado ‘Aldea digital’, un espacio en donde los empresarios de redes digitales y empresas tecnológicas explicaron a los asistentes el desarrollo de sus productos y servicios. 

El experto británico amplió su popular teoría, que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con internet. Reiteró que este concepto no es simplemente el desarrollo de aplicaciones del teléfono celular, sino que es algo más amplio.

Es el uso de la tecnología para beneficio de los seres humanos en áreas de seguridad, educación, medicina.

“‘Internet de las cosas’ permite gestionar los objetos cotidianos con la tecnología y mejorar la calidad de vida del ser humano”, reiteró. Ante un auditorio aproximado de 400 personas, el experto presentó su tesis que consiste en la evolución de las tecnologías hacia el campo de la salud.

En su conferencia puso como ejemplo los teléfonos o relojes inteligentes que miden las pulsaciones de una persona y también alertan sobre problemas de tensión, diabetes, etc. Además planteó este uso para sistemas de movilidad como por ejemplo los carros inteligentes.

El desarrollo de mecanismos inteligentes ya es posible en Ecuador. Juan Carlos González, representante de Location World, habló de una aplicación  que sirve para medir los recorridos que cumple el conductor (aceleradas, frenadas, alertas de pánico, reporte de robo, número de veces estacionado, etc.).

Explicó que la aplicación se puede bajar desde el celular y no consume los megas del plan de datos. “Lo que queremos es garantizar que la tecnología apoye en la seguridad de los conductores”, expresó.

La propuesta de ‘internet de las cosas’ también se plantea en la domótica (automatizar una vivienda con tecnología en sistemas de seguridad). Sergio Morillo, asesor de Claro, presentó un servicio denominado Smart Security Home.

Se trata de un paquete con varios dispositivos que activa o desactiva alertas, sensores de luz y timbres de una casa. Todo esto controlado a través de un teléfono celular o desde una computadora. “La gente puede mantener el control de sus hogares incluso desde la oficina”, aseguró.

Fuente: El Telégrafo

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here