Bill Gates invierte 80 mdd para desarrollar “ciudad inteligente”

Compartir

Se creará una comunidad con visión de futuro con una infraestructura de comunicaciones e infraestructura que incorpore tecnología de punta.

El multimillonario fundador de Microsoft, Bill Gates, invirtió 80 millones de dólares en la adquisición de un terreno de 10,000 hectáreas en el extremo oeste del área metropolitana de Phoenix, para desarrollar una “ciudad inteligente”.

Gates compró a través de su firma de bienes raíces “Belmont Partners”, 25,000 acres (10,117 hectáreas) en el área de “West Valley”, a unos 45 minutos al oeste del centro de Phoenix, informó este lunes la estación de televisión KPNX de Phoenix.

Belmont Partners precisó en un comunicado que en el lugar “se creará una comunidad con visión de futuro con una infraestructura de comunicaciones e infraestructura que incorpore tecnología de punta, diseñada alrededor de redes digitales de alta velocidad, centros de datos, nuevas tecnologías y modelos de distribución, vehículos autónomos y centros logísticos autónomos”.

La firma de bienes informó que 1,500 hectáreas serán destinadas a oficinas y locales comerciales. Unas 200 hectáreas se usarán para las escuelas públicas, y la mayor parte del resto del terreno se utilizará para unas 80,000 unidades residenciales.

Aún no está claro cuándo comenzará la construcción de la futura ciudad, que sería bautizada como Belmont.

La nueva comunidad sería “comparable en millas cuadradas y en población proyectada a Tempe, Arizona”, indicó Belmont Partners en el comunicado.

“Belmont transformará un terreno desierto en una ciudad construida alrededor de un modelo de infraestructura flexible”, señalo la compañía.

La compra es una jugada inteligente, dijo Ron Schott, del Concilio de Tecnología de Arizona, en declaraciones a KPNX.

Schott explicoó que la ubicación de la proyectada ciudad es el lugar correcto, cerca de la recién inaugurada autopista interestatal 11, que se espera amplíe su ruta para pasar por Belmont, y vaya desde la frontera de México hasta Las Vegas, Nevada.

Fuente: El Economista

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here