Compartir

Por Nicolás Lucas
El Economista

Dish de MVS Comunicaciones ha entrado al mercado de la telefonía celular vía una alianza comercial con el operador móvil virtual FreedomPop. El sistema de TV de paga por satélite quiere así ganar y retener clientes, recompensándolos con una línea celular con 100 minutos gratuitos de voz, más 100 mensajes de texto y 100 megabytes de navegación móvil con otros 100 megas más para redes sociales.

MVS espera mantener competitivo a Dish con esta estrategia en un mercado en que la constante de la depreciación del peso ante el dólar vuelve más cara la compra de contenidos en el extranjero y la capacidad del ancho de banda satelital para enviar las señales a los receptores en los hogares, sumado a que la inflación, por estos días en su pico más alto en lo que va del año, resta poder de compra a los consumidores.

Esta es una manera en que la segunda marca del rubro por número de suscriptores también pretende adelantarse a los planes que eventualmente vayan desplegando sus competidores del segmento satelital. Sky de Televisa ya ha confirmado que piensa en su triple play con un combo de telefonía con Internet, sea a través de Telmex o su cablera Izzi, mientras que el recién llegado Star TV está enfocándose en nichos muy particulares de mercado no cubiertos por las otras dos empresas.

Pero los acuerdos con FreedomPop también significan un tanteo de Dish en las oportunidades que vayan apareciendo en otros negocios como resultado de los adelantos tecnológicos y las políticas regulatorias.

FreedomPop llegó a México en el 2016, vía una cesión de derechos y obligaciones que tenía Televisión Integral del Norte, S. A. de C. V. en su concesión. La telefónica virtual tiene los permisos del Instituto Federal de Telecomunicaciones para revender en México servicios de mensajes de texto, de telefonía celular y también de datos de navegación web hasta el 2026. Su oferta corre sobre la red móvil de Telcel, desde donde Dish intentará llegar a más mercado con su producto de dos play vía esa alianza con FreedomPop.

Esta puede ser la avanzada de MVS Comunicaciones hacia nuevos mercados de la mano de Dish, tras años de desafortunados intentos de convertirse en un poderoso jugador en las telecomunicaciones mexicanas con proyectos como el sistema de Internet de alta velocidad eGo o aquel de servicios mayoristas y de cuádruple play que MVS pretendió llevar al consumidor final en conjunto con Intel, Clear We y Alestra sobre el espectro de los 2.5 GHz, ocho años antes de que el Consorcio Altán eche andar la primera torre de la Red Compartida.

Con 20 millones de cuentas sumadas entre el cable y el satélite y un mercado valuado en aproximadamente 3,000 millones de dólares, al primer trimestre del 2017 la penetración de la televisión restringida alcazaba 62 accesos de cada 100 hogares en México y el número de accesos creció 2% en comparación con el periodo enero-marzo del 2016. Dish tiene alrededor del 36.4% de la TV de paga satelital y del 63% restante Sky es el dueño, pero existen posibilidades de que Dish siga creciendo con planes que hagan sentido a sus metas, dice en entrevista con este medio José Luis Woodhouse, director general de Dish México.

—En momentos en que los operadores han visto incrementarse los precios de los insumos por el encarecimiento del dólar y los paquetes al consumidor también han subido de precio, ¿qué tanto sentido de negocio tiene para MVS que Dish se lance con un plan de regalar una línea celular?

—Precisamente es lo que hemos visto. Estamos buscando cómo apoyar a la economía familiar de nuestros suscriptores; agradecerles esa lealtad de seguir contratados con nosotros y nuestro servicio.

Lo que estamos lanzando es un servicio de telefonía celular, los conocidos como MVNO (operador móvil virtual), que es telefonía virtual porque se usa la red de otro operador; esto, luego de una negociación con FreedomPop, que es un operador virtual de reciente ingreso a México, donde tiene un modelo en el cual Dish ha visto oportunidad de darle a los suscriptores 100 minutos para que llamen; 100 para que naveguen, otros 100 para que estén en redes sociales y 100 SMSs gratis. Eso ayuda a nuestros suscriptores a que ahorren dinero, pero que evidentemente también sigan con nosotros y que a cambio, tendrán esa suscripción cada mes mientras estén al corriente con el pago de su servicio.

—¿Cómo funciona el servicio? ¿Cuánto durará la promoción, si es así, y sobre la red de qué operador se comunicarán los suscriptores de Dish?

—El servicio está basado en los promedios que estimamos. Hoy en día, creemos, que estos minutos y megas les pueden durar entre 15 y 20 días y una vez que se terminen sus datos y minutos y si ellos quisieran extenderlos, se podrán acercar a FreedomPop, que es el operador que corre sobre la red de Telcel, y contratarle más tiempo con un costo. Pero cada mes, mientras estén al corriente, los suscriptores estarán recibiendo este servicio de forma gratuita. Esto es indefinido.

—Este plan parece que es nuevo en México, pero también parece que tiene un símil con el hecho de que en Estados Unidos las empresas Comcast y Sprint están o estaban planeando una oferta así…

—Eso es correcto, es parecido. Este servicio que estamos lanzando en México con FreedomPop es el primer servicio de su tipo aquí; le tenemos esperanza, porque parte de un modelo disruptivo donde ponemos al cliente en el centro del plan y éste recibe en forma gratuita cierta cantidad de telefonía sin tener un costo extra por tener ya su cuenta con Dish.

—Esto suena a una manera de intentar ganar mercado ante el hecho de que cada vez es más difícil penetrar nuevos nichos; ante el hecho de que es difícil competir a Sky, a que también el consumidor se la piensa dos veces contratar un paquete de TV de paga, cuando los precios suben y suben cada mes. ¿Qué tanto es así? ¿Qué tanto es la estrategia de Dish ante el hecho de que sólo queda en promedio del 40% del mercado por penetrar?

—Sin duda es lo que buscamos todos los operadores, en cómo brindar mejores y más servicios a nuestros suscriptores, y que todo ello permita mantenerse con nosotros. El mercado es más competitivo cada día y el estado de la economía afecta a nuestros suscriptores. Sin lugar a duda, por eso estamos lanzando este tipo de servicios, que por un lado los ayude en su economía familiar, y por otro, que haga que se mantengan con nosotros y nos traiga nuevos. Es nuestro plan por ahora.

—¿Qué expectativa tienen sobre el número de clientes de este servicio? Los MVNO han avanzado poco: Virgin Mobile, el más grande de todos ellos, tiene el 0.7% del mercado. ¿Serán los casi 3 millones de clientes de Dish el mercado potencial para ustedes y FreedomPop?

—Hay que dejar claro que esta es una alianza con FreedomPop, que no es el MVNO de Dish. Pero desde el punto de vista de oportunidad, esto va a estar disponible para cada uno de nuestros suscriptores y si todos nuestros suscriptores desean tener el servicio, lo podrá tener.

—Ofrecer este servicio no es gratis para una empresa. ¿Se puede saber a cuánto asciende la inversión en ello? ¿Viene el dinero de la venta del espectro del 2.5 GHz de MVS a Telcel?

—Eso nada tiene que ver. Es un modelo de Dish con FreedomPop y está basado en los ingresos que obtiene Dish por su propio negocio y se sustenta en la apuesta para mantener y ganar más suscriptores. Esto es un valor agregado que estamos dando a nuestros suscriptores.

Te puedo decir que ya estamos empezando con esta presencia en 16 estados y que en el primer cuarto del 2018 estaremos también en los otros 16 que ahora nos faltan. Hoy en día ya hay usuarios que están usando estas líneas; es algo que está operando de forma real. En dos o tres meses tendremos ya una información más precisa de cuántos usuarios se hayan sumado.

—Ustedes han estado callados varios meses; no han hablado mucho sobre la resolución de poder sustancial de Grupo Televisa en la TV de paga. ¿Qué podría platicar ahora?

—Es una realidad que ya los nombraron y no esperamos más que un piso más parejo que nos permita competir con mayor igualdad de circunstancias; que existan las mismas posibilidades para todos. No buscamos ventajas, sólo condiciones. Que no haya más bloqueos como los han ocurrido en adquisición de contenidos o que no se privilegie a su operador de TV satelital. Que desaparezcan esos privilegios que excluyen a los otros operadores.

—El hecho de que vaya Dish con un operador que a su vez está relacionado con Telcel, filial de Telmex, ¿no puede despertar esos fantasmas sobre la llamada concentración indebida de Telmex con Dish?

—Eso se definirá en algún momento. Nosotros nos hemos mantenido siempre con que lo que ha habido es una alianza comercial con ellos y lo que estamos haciendo ahora con esta oferta, va acorde con las regulaciones. No hay nada que nos impida o impida a FreedomPop. Que esto lo pudimos haber hecho con otro operador, sí; pero encontramos aquí un modelo. Confiamos en que irá bien todo.

—Hablando de regulaciones y oportunidades y retos, ¿esto de la telefonía celular de Dish con FreedomPop no es la avanzada de MVS hacia otros mercados? ¿Puedo entenderlo así?

—Como cualquier operador en México, estamos pensando en cómo extender estos servicios, en qué podemos ofrecerles a nuestros suscriptores. La velocidad a la que cambian los hábitos de consumo y las nuevas formas de comunicaciones, las tecnologías y las regulaciones habilitan que en nuestro país se abran oportunidades que sí estamos valorando y si vemos que alguna de ellas hace sentido a nuestro negocio, entonces seguramente estaremos allí.

nicolas.lucas@eleconomista.mx

Fuente: El Economista

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here