Compartir

Agencias

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público (MP) de Guatemala informó el viernes (24-11-2016) que los allanamientos a la empresa de telefonía Tigo, subsidiaria de Millicom International Cellular, continúan y se podrían extender durante el fin de semana.

Este operativo -en cinco sedes de Tigo- empezó el jueves con la participación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y la Policía Nacional Civil (PNC). La acción tiene como objetivo sustraer información relativa a un caso de corrupción declarado en reserva.

“Uno de los allanamientos aún continúa en desarrollo”, en una oficina de la zona 10 de Ciudad de Guatemala, detalló a la agencia Efe el jefe de la FECI, Juan Francisco Sandoval.

El fiscal añadió que el procedimiento en la oficina de zona 10 -la cual medios locales relacionan con el presidente de Tigo, el único billonario centroamericano, Mario López- “se podría extender durante el fin de semana”, pues concluirá “hasta que terminemos”.

Este operativo también tiene lugar en otras sedes administrativas de la empresa de telecomunicaciones en la ciudad y la zona metropolitana, como la central de la empresa, conocida como Plaza Tigo y ubicada en el kilómetro 9,5 de la Carretera a El Salvador.

Sandoval confirmó que no se realizó ninguna captura y que el objetivo del operativo tiene como fin investigar a Tigo sobre un caso de corrupción del cual no reveló mayores detalles.

En julio pasado, el titular de la Cicig, el colombiano Iván Velásquez, había revelado que junto a la Fiscalía investigarían a Tigo y al partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), que gobernó de 2008 a 2012, para ver cómo el Gobierno de Guatemala pudo favorecer a la empresa de telecomunicaciones de López.

Sin embargo, la fiscal general Thelma Aldana dijo ayer, jueves, que los allanamientos tienen que ver con la declaración en calidad de colaborador eficaz del exgerente de Telgua-Claro (propiedad de América Móvil), Julio Porras Zadik.

El exgerente fue condenado en junio por financiación electoral ilícita al Partido Patriota en 2011, cuando llegó al poder el binomio de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, procesados por corrupción.

Según la declaración de Zadik, la telefónica Claro contrató los servicios del exembajador de Guatemala en Estados Unidos (2013-2015), Julio Ligorría, para que en 2011, en plena campaña electoral, mediara el conflicto de su empresa con Tigo, que le reclamaba 400 millones de dólares desde 1998.

Zadik dijo que Claro igualó a Tigo en sus contribuciones a la campaña del colectivo Patriota con un pago de 15 millones de quetzales (unos 2 millones de dólares), lo cual supuestamente formaba parte de una estrategia “político-comercial” de Claro diseñada por Ligorría para tratar de resolver el litigio.

Ligorría fraguó la reunión en México entre Pérez Molina, Baldetti y el mexicano y quinto hombre más rico del mundo, Carlos Slim, dueño de América Móvil, e hizo divulgar las fotos de la misma por las redes sociales, lo que pronto provocó que Tigo, que veía acercamiento de su rival con los futuros gobernantes guatemaltecos, solicitara una reunión para llegar a un acuerdo con la empresa de Slim.

El 2 de septiembre de 2011, menos de un mes después del encuentro, Telgua y Tigo “firmaron un contrato de transacción y finiquito del litigio por los 400 millones de dólares” y se solucionó el problema de Telgua “financiando al Partido Patriota”, según las primeras pesquisas.

Además de este caso de corrupción, el titular de la Cicig, el abogado colombiano Iván Velásquez, había dicho en julio pasado que junto a la FECI investigarían a Tigo y la Unidad Nacional de la Esperanza, quien gobernó de 2008 a 2012, para ver cómo el gobierno de Guatemala pudo favorecer a la empresa de telecomunicaciones de López.

Fuente: EFe

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here