Compartir

Organizaciones

Según Patrik Cerwall, director de marketing estratégico de Ericsson, la banda ancha para móvil mejorada emergerá “sin duda alguna” como el caso de uso de la 5G más importante para las operadoras, y su empresa prevé que LTE será la tecnología de acceso predominante en el mundo entero desde finales de este año.

1.000 millones de conexiones 5G en 2023

La edición más reciente del informe sobre movilidad de Ericsson afirma que los preparativos para la 5G cobran fuerza y que varias operadoras “se están preparando para los lanzamientos comerciales”, con lo que se permite un pronóstico optimista de 1.000 millones de líneas para 2023.

Hace tan solo cinco meses, Ericsson pronosticaba 500 millones de conexiones 5G para finales de 2022.

En unas declaraciones efectuadas para Mobile World Live de GSMA, tras la publicación del último informe, Cerwall afirma que la empresa pronostica “un gran incremento” en las suscripciones, aunque la nueva previsión se sitúe tan solo un año después de la efectuada en junio.

También observa que la predicción de 1.000 millones es “más elevada que las de algunos de los analistas del sector”, lo que atribuye a la convicción de Ericsson de que los estándares no tardarán en aparecer y los productos llegarán al mercado en fecha tan temprana como el año 2018.

Añade que “el pronóstico se ha elaborado según un modelo basado en la expansión de la 4G. Observamos la rapidez con la que se produjo el despegue de la 4G y entendemos que el de la 5G será igual de rápido, o quizá todavía más.”

Cerwall afirma que dichas previsiones tratan la adopción de la 5G por parte de los consumidores, pero que no se han distribuido las conexiones a Internet de las Cosas entre las distintas tecnologías.

La empresa cree que habrá 20.000 millones de dispositivos conectados a Internet de las Cosas para 2023 (una vez más, muy por debajo de la célebre y muy criticada cifra de 50.000 millones que se había aventurado para 2020), y que 1.700 millones de dichos dispositivos estarán provistos de conexiones celulares.

El 2017 finalizará con tan solo 500 millones de dispositivos de Internet de las Cosas con conexiones celulares. El informe explica que “la conectividad celular con Internet de las Cosas se realizará mayoritariamente a través de LTE y 5G”.

Cerwall afirma que habrá unas pocas “áreas principales” dentro de la 5G, como pueden ser las aplicaciones para máquinas que funcionarán con dicha tecnología, así como el caso de uso de la banda ancha para móvil, que incluirá el acceso fijo inalámbrico.

El caso de uso predominante

Durante el proceso de desarrollo de la 5G, han sido muchas las operadoras, los fabricantes y los analistas del mercado que han destacado la capacidad de dicha tecnología para poner en marcha casos de uso y modelos de negocio que sobrepasan lo que la 4G y la 3G podían ofrecer.

En efecto, Ericsson destaca la automoción, la fabricación, la energía y las compañias de suministros, junto a la sanidad como algunos de los principales casos de uso de la 5G, junto con la banda ancha para móvil mejorada.

Con todo, Cerwall sostiene que “la principal fuente de beneficios” de las operadoras consistirá en “su negocio principal de banda ancha móvil, y será la que predomine en ese terreno”.

Añade que “crecerá en otros sectores como Internet de las Cosas”.

La 4G se impondrá

Ericsson ha concluido que el tráfico total de datos en las redes móviles se ha incrementado en un 65% entre el tercer trimestre del 2016 y el tercer trimestre del 2017, y que el número de suscripciones a LTE “crece con rapidez”.

En total, ha habido 95 millones de nuevas suscripciones a móvil durante el tercer trimestre de 2017, con lo que se ha alcanzado un total de 7.800 millones, y 170 millones de suscripciones adicionales a LTE.

El número total de suscripciones a banda ancha para móvil ha llegado a 5.000 millones en todo el mundo durante el tercer trimestre, y LTE se ha situado en los 2.500 millones.

Ericsson entiende que la LTE será la tecnología de acceso predominante a finales del 2017, y que superará por primera vez a las GSM y 3G. El informe publicado por Ericsson en junio afirmaba, por su parte, que LTE no lo conseguiría hasta el 2018.

Cerwall afirma que el incremento del tráfico ha continuado, “si bien esperábamos una desaceleración en su crecimiento anual”, y por eso mismo la LTE ha seguido avanzando.

También recuerda que el informe publicado por la empresa en junio mencionaba una única operadora que había lanzado una red Gigabit LTE, mientras que ahora ya son 14. Según Cerwall, se espera que la tasa de implantación se incremente en el 2018.

Fuente: MWL

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here