Compartir

Los principales fabricantes de smartphones de China están listos para ir a desafiar a Apple en su tierra tras aplastar, en su propio mercado, al fabricante del iPhone.

Huawei y Xiaomi están negociando con operadoras de telefonía celular de EE.UU. la venta de sus principales smartphones a los consumidores estadounidenses a partir de 2018. Según fuentes que siguen de cerca el tema, están negociando -sin sacar algo concreto- con operadoras como AT&T y Verizon.

Apple se juega muchas cosas en EE.UU., donde es el principal fabricante de smartphones. Antes, la empresa estaba protegida de la competencia por el fuerte apoyo de las operadoras, que solían subsidiar sus caros iPhone y bajaban el precio inicial para los clientes. Esos subsidios y descuentos desaparecieron a medida que las operadoras adoptaron un financiamiento de celulares que reparte los costos a lo largo de dos años.

Huawei ya trató de vender en EE.UU. su principal modelo, el Mate 9, por sitios de comercio electrónico como Amazon, pero trabajar directamente con socios de telefonía celular le daría al principal fabricante de celulares de China una mayor presencia en EE.UU. Además, Huawei, indican expertos, también planea vender el Mate 10 en canales de comercio electrónico.

Wang Xiang, uno de los ejecutivos de Xiaomi, dijo que la empresa pretende lanzar celulares en EE.UU. con plazo de hasta dos años, pero observó que el proceso de trabajar con cada operadora consume tiempo. Xiaomi también evalúa abrir tiendas minoristas en EE.UU. para desarrollar su marca y vender sus monitores de estado físico, termostatos y aspiradoras antes de lanzar un celular, agregó Xiang.

Apple considera a China uno de sus mercados más importantes, pero sus ventas cayeron en este país los últimos años. Apple exportó 8,8 millones de iPhone al país en el tercer trimestre y quedó detrás de Huawei, Oppo, Vivo y Xiaomi, estimó en noviembre IDC, quedando con poco menos del 8% del mercado chino de smartphones, frente a poco más del 33% de Huawei y Xiaomi juntas.

De todas formas, es una mejoría. Apple registró seis trimestres consecutivos de declive en las ventas del iPhone en China antes del tercer trimestre, cuando registró un alza interanual de 40%.

Con todo, algunos analistas se muestran escépticos respecto de la durabilidad del rebote de Apple. Aunque hace poco la empresa presentó el iPhone X, el dispositivo de US$ 1.000 cuesta mucho más que los de la mayoría de los rivales. “El crecimiento de Apple este trimestre es solo temporario”, dijo Mo Jia, analista de Canalys. “El elevado precio del iPhone X perjudicará sus ventas en China”, cierra.

Fuente: La Tercera

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here