Compartir

“Spotify está en camino de crear sus primeros productos físicos y establecer una organización operativa para la fabricación, cadena de suministro, ventas y marketing”. Esto es lo que se puede leer actualmente al comienzo de una reciente oferta en la sección de empleo de la compañía, publicada junto a otras tres similares, para encontrar a un Jefe de Operaciones para productos de hardware.

En otras palabras: Spotify se prepara para producir y comercializar su propio producto físico, algo que llegaría como respuesta a los recientes movimientos por parte de diferentes compañías rivales. El producto en sí, cabe suponer, sería un altavoz que pusiera en relevancia las bondades del servicio de música en streaming, de la misma manera que ha hecho Apple con el HomePod, el cual fue puesto a la venta hace tan solo unos días atrás y que únicamente puede ser utilizado con el servicio propio de la compañía.

Apple Music no deja de reportar buenas cifras cada nuevo trimestre y comienza a posicionarse como un rival verdaderamente fuerte en lo que a usuarios de pago se refiere, un segmento donde Spotify reina en la actualidad con 70 millones de suscriptores. El servicio de la tecnológica californiana pasa ya de los 30 millones.

Los altavoces marcan el compás

En los últimos tiempos no son pocas las compañías que han puesto a la venta sus propios modelos de altavoces inteligentes y, siendo Amazon con sus Echo, Google con su Home (y sus variantes Max y Mini), Apple con su HomePod o Sonos con su One los más sonados. La tendencia ahora parece clara en cuanto a que estos productos no solo deben ser inteligentes, sino que además deben sonar de una manera excelente. En este sentido, el Home Max con Assistant, el Sonos One con Alexa y el HomePod con Siri son las opciones más fuertes.

Spotify podría entrar ahora en este mercado por vez primera para reivindicarse como una compañía que está dispuesta a todo con tal de no perder el trono que le corresponde por antigüedad y, de paso, arrebatar ventas a alguna de las grandes empresas mencionadas. El cómo y el cuándo son dos incógnitas que aún están por desvelar, aunque será sin duda una tarea nada sencilla para una empresa que tendrá que dar con la manera más adecuada de hacer sombra a compañías con un gran poder logístico y comercial.

Este acción, de finalmente consolidarse, no estaría tan enfocada a ganar dinero a espuertas como a fidelizar a los usuarios y mantenerlos a largo plazo en la plataforma. Vendría a ser también la réplica a los posibles cambios de plataforma de una a otra que puedan haberse producido desde que Apple presentase su servicio musical, una empresa que, precisamente, siempre ha sabido muy bien cómo retener a los usuarios dentro de su ecosistema.

Fuente: Hipertextual

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here