Europa quiere poder acceder a datos almacenados fuera de la UE en desafío a tecnológicas

Compartir

Agencias

La Unión Europea está preparando una normativa para obligar a las empresas a entregar datos personales de sus clientes cuando se les solicite, incluso aunque estos se encuentren almacenados en servidores fuera del bloque, una iniciativa que enfrentará a Europa con los gigantes tecnológicos y los defensores de la privacidad.

La Comisión Europea ya ha indicado que quiere que las autoridades policiales puedan acceder a pruebas electrónicas almacenadas dentro del bloque de 28 naciones. Pero el alcance de la legislación prevista se extenderá a los datos que se encuentran fuera de la UE, según dos fuentes con conocimiento directo del asunto.

Las fronteras digitales son un creciente problema mundial en una era donde las grandes empresas operan redes “en la nube” de centros de datos gigantescos, lo que significa que los datos de una persona pueden albergarse en cualquier lugar.

La iniciativa de la UE llega en un momento en el que la batalla legal se acerca a su clímax en Estados Unidos. Esta semana, el Tribunal Supremo estadounidense escuchará los argumentos de un caso que enfrenta a Microsoft con los fiscales de Estados Unidos, que tratan de obligar a la empresa a entregar los correos electrónicos almacenados en sus servidores en Irlanda en relación con una investigación de tráfico de drogas.

Muchos funcionarios encargados de hacer cumplir la ley sostienen que esos poderes son necesarios para luchar contra el crimen en la era digital. Pero los activistas dicen que otorgar a los gobiernos la llamada autoridad extraterritorial para cruzar las fronteras y acceder a los datos erosionaría los derechos de privacidad de las personas.

Tecnológicas como Microsoft, Apple e IBM dicen que socavaría la confianza del consumidor en los servicios en la nube. La ley prevista, que se aplicaría a empresas de todo el mundo que hacen negocios en la Unión Europea, es un aparente cambio de postura para la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, que en el pasado ha apoyado a los defensores de la privacidad.

En 2014, dijo en relación con el caso de Microsoft que “la aplicación extraterritorial de leyes extranjeras (y las órdenes a empresas basadas en ellas)… puede infringir el derecho internacional”.

Cuando se le preguntó sobre las normas de autoridad extraterritorial del proyecto de ley, la comisaria de Justicia europea Vera Jourova dijo a Reuters que el método actual para acceder a pruebas transfronterizas era “muy lento e ineficiente” y que la aplicación de la ley debía ser más rápida que los delincuentes.

Fuente: Reuters

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here