GSMA dos tercios de las conexiones móviles funcionarán en redes 4G/5G en 2025

Compartir

Asociaciones

Dos tercios de las conexiones móviles del mundo funcionarán en redes 4G y 5G en 2025, según la reciente edición 2018 del informe «Mobile Economy» de la GSMA, publicado hoy en el Mobile World Congress. Se prevé que las redes 4G representarán el 53% de las conexiones móviles globales en 2025 (frente al 29 % en 2017), mientras que las redes 5G crecerán hasta representar un 14% de las conexiones, tras el lanzamiento de la primera red 5G comercial del presente año. El informe también mide el crecimiento de la Internet de las cosas (IoT) durante este período y el papel cada vez más importante de la industria móvil en la contribución al crecimiento económico y desarrollo social.

«Nos encontramos en los albores de una nueva era en la tecnología móvil con el inminente lanzamiento de las primeras redes 5G y la Internet de las cosas preparada para más transformar la manera en que vivimos y trabajamos», declaró Mats Granryd, director general de la GSMA. «Mientras tanto, las operadoras no dejan de ampliar y actualizar sus redes 4G con el objetivo de ofrecer una vía evolutiva hacia la era de 5G, además de desarrollar sus ofertas para desbloquear nuevos flujos de ingresos en áreas tales como el comercio electrónico, los contenidos, el estilo de vida, la publicidad y el marketing, la identidad y la seguridad».

«Mientras la industria móvil migra hacia la era de 5G, nunca ha sido tan importante la necesidad de contar con políticas proinversión y proinnovación, además de regímenes normativos de modernización», añadió Granryd. «Una reglamentación optimizada y un mayor desarrollo de políticas en las tres áreas principales de espectro, infraestructura y economía, son fundamentales para hacer realidad todo el potencial de la tecnología 5G para los consumidores, la sociedad y la industria».

Crecimiento en 4G, 5G y en la Internet de las cosas

Cuando ha pasado menos de una década desde que se lanzaran las primeras redes 4G comerciales, la tecnología de redes móviles 4G va camino de convertirse en la más importante del mundo en el próximo año y de representar más de la mitad (el 53%) de las conexiones globales para 2025. Durante este período, las operadoras también invertirán en nuevas redes 5G. A partir de este año, tendrá lugar la primera ola de lanzamientos de 5G en América del Norte y los principales mercados de Europa y Asia. Las previsiones indican que habrá 1200 millones de conexiones 5G en 2025, lo que representará el 14 % de las conexiones totales en esas fechas.

Mientras tanto, el crecimiento de la IoT se verá impulsado por una proliferación de casos de uso para hogares, ciudades, edificios y empresas inteligentes. Según las previsiones de GSMA Intelligence, el número de conexiones de IoT (celulares y no celulares) aumentará más de tres veces entre 2017 y 2025, hasta alcanzar los 25 000 millones. Hasta la fecha, son 23 las operadoras de telefonía móvil que han lanzado comercialmente 41 redes de IoT móvil en todo el mundo, a través de los estándares NB-IoT y LTE-M.

La industria móvil consiguió el año pasado su abonado único de telefonía móvil número 5000 millones y tiene previsto agregar casi mil millones más para 2025, con lo que alcanzará los 5900 millones de abonados, equivalentes al 71 % de la población mundial para ese momento. El crecimiento del número de abonados en este período estará impulsado por los países en desarrollo, especialmente Bangladés, China, India, Indonesia y Pakistán, así como por los mercados de África subsahariana y América Latina. Además, para 2025, se espera que sean 5000 millones los abonados que utilicen sus teléfonos móviles para acceder a Internet, frente a los 3300 millones de 2017.

Un sector que contribuye al crecimiento de la economía y el desarrollo social

El ecosistema móvil representó el 4,5 % del PIB a nivel mundial en 2017, una contribución que equivale a 3600 billones de dólares en valor económico añadido. Según las previsiones, esta contribución alcanzará los 4600 billones de dólares, o el 5 % del PIB, en el año 2022, ya que los países de todo el mundo se beneficiarán cada vez más de las mejoras en productividad y eficiencia como resultado de la creciente adopción de servicios móviles y soluciones M2M/IoT. En 2017, el amplio ecosistema móvil también generó 29 millones de puestos de trabajo (directa e indirectamente) y supuso una importante contribución para la financiación del sector público; se recaudaron casi 500 000 millones de dólares a través de impuestos generales, además de otros 25 000 millones a través de las subastas de espectro móvil.

El informe destaca que, además de contribuir al crecimiento económico, la tecnología móvil se utiliza cada vez más para hacer frente a los desafíos de acceso, costo y calidad de servicio en sectores clave como la sanidad, la agricultura, los servicios públicos, la educación y los servicios financieros. A dos años del compromiso asumido por la industria móvil para ayudar a alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de las Naciones Unidas5, el informe señala que la industria realiza una importante contribución a través de los 17 ODS como resultado de tres tendencias principales: mejores redes, mayor conectividad y mayor uso de servicios basados en el móvil.

«A dos años de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la industria móvil aumenta su impacto en los 17 ODS como resultado de un mayor alcance y mejores redes móviles», añadió Granryd. «Existe también una creciente adopción de herramientas y soluciones basadas en el móvil, cuyo objetivo es impulsar la digitalización de los sistemas, procesos e interacciones a través de una serie de industrias, especialmente en países de ingresos medios y bajos».

Consulta el nuevo informe The Mobile Economy 2018, elaborado por GSMA Intelligence

Fuente: GSMA

 

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here