IFT resuelve con 4 votos la separación funcional de Telmex

Compartir

Por Nicolás Lucas
El Economista

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió en la tarde del martes 27 de febrero el plan de separación funcional para Teléfonos de México, con el que una nueva empresa de servicios mayoristas se conformará a partir de la infraestructura pasiva de Telmex, con nombre y marca propias y gobierno corporativo independiente.

De acuerdo con el expediente P/IFT/270218/130, cuatro de los siete comisionados que integran el pleno del IFT votaron a favor del plan de separación funcional y tres se mantuvieron en contra.

La separación funcional de Telmex fue aprobada por los comisionados Gabriel Oswaldo Contreras, Mario Fromow, Javier Juárez y Arturo Robles Rovalo. En contra el proyecto votaron los comisionados Adriana Labardini, María Elena Estavillo y Adolfo Cuevas Teja.

El plan fue aprobado conforme los términos de las Medidas Sexagésima Quinta y Segunda Transitoria del Anexo 2 y Cuadragésima Séptima y Segunda Transitoria del Anexo 3 de la Resolución Bienal del IFT.

La decisión tomada por el regulador hará posible que terceras empresas cuenten, bajo criterios muy específicos, con un acceso más eficiente y en condiciones no discriminatorias a la infraestructura fija de América Móvil. La nueva empresa proveerá exclusivamente servicios mayoristas relacionados, por ejemplo, con la red de acceso y los enlaces dedicados de Telmex/Telnor, insumos esenciales para configurar nuevos productos que terminen por beneficiar al consumidor y la competencia en el mercado.

El mandato de la separación funcional de Telmex derivó de una serie de revisiones bianuales a la eficacia de las medidas establecidas por el IFT a los agentes económicos considerados como preponderantes en telecomunicaciones y radiodifusión tras la reforma sectorial del 2013, con el fin de equilibrar la competencia y concurrencia de actores en esos mercados y para beneficio pleno de los consumidores.

La autoridad determinó en marzo del 2017 una separación funcional para Teléfonos de México, a quien ordenó presentar una propuesta en un plazo límite de 65 días hábiles. La empresa presentó en tiempo un plan, el regulador lo analizó y le ordenó en octubre adicionar una serie de modificaciones y presentarlas antes del 13 de diciembre. Si el IFT aprueba en definitiva el proyecto que discutirá el martes, Telmex tendría hasta 2020 para poner en operación a la nueva empresa.

Fuente: El Economista

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here