Eutelsat ordena su primer satélite de órbita baja diseñado para el Internet de las Cosas

Compartir

JenTelMx

Eutelsat, ha ordenado un nanosatélite al fabricante Tyvak International SRL, una subsidiaria de Terran Orbital, un proveedor aeroespacial de microsatélites y nanosatélites. Eutelsat LEO for Objects (ELO) permitirá evaluar el desempeño de la órbita terrestre baja (LEO) para intercambios de datos de banda estrecha entre objetos. El operador satelital se apoyará en la tecnología de Sigfox, que opera una red de banda estrecha global única dedicada al Internet de las Cosas (IoT).

La órbita terrestre baja es particularmente adecuada para las redes de banda estrecha para objetos. Puede ofrecer un enlace satelital en cualquier parte del mundo, complementando las redes terrestres de IoT sin impactar el costo o consumo energético de los objetos. ELO, cuyo lanzamiento está programado para 2019, transmitirá datos de objetos ubicados en áreas que no están cubiertas por las redes terrestres y ofrecerá redundancia dentro del área que estas sí cubren.

Sigfox trabajará con Eutelsat en dos sentidos: analizará el espectro utilizado por el satélite en bandas de frecuencia ISM1 y procesará los datos enviados por los objetos. ELO también servirá para probar la conectividad en otras bandas de frecuencia. Las sinergias desarrolladas a través de la asociación con Sigfox, además de otros socios estratégicos de la industria de telecomunicaciones, deberían generar nuevas oportunidades para Eutelsat en un mercado de rápido crecimiento.

Jean-Hubert Lenotte, Director de Estrategia de Eutelsat, comentó: “Con el crecimiento del Internet de las Cosas, se están desarrollando nuevos servicios en diversos sectores como ciudades inteligentes, minería, agricultura y logística. Estamos encantados de poder explorar nuevos territorios a través del desarrollo de este nanosatélite, que una vez más demuestra la complementariedad intrínseca entre las redes terrestres y la tecnología satelital. Analizando la compatibilidad entre la órbita LEO y los objetos conectados y trabajando con socios reconocidos del sector, Eutelsat busca ofrecer una solución innovadora que permitirá responder a las necesidades de los futuros clientes.”

¿Cómo funciona?

Ubicado en una órbita sincrónica al sol entre 500 y 600 km de altura, el satélite recolectará datos de objetos conectados alrededor del mundo, equipados con las mismas antenas omnidireccionales que ya son utilizadas por las redes terrestres de IoT. Los datos serán después transmitidos diariamente a una estación terrena, ubicada en el archipiélago noruego de Svalbard en el Océano Ártico

Con información e imagen de Eutelsat

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here