Compartir

Por: Claudia Juárez Escalona

El Economista

En abril próximo, Telmex deberá presentar ante el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), para su aprobación, los estatutos sociales constitutivos de las empresas mayoristas que surgirán a partir de la separación funcional de Telmex y Telnor.

Esto es, el plan acerca de cómo van a funcionar dichas empresas, sus elementos de gobierno corporativo, qué decisiones tomará la Asamblea, el Consejo, los directivos, es decir, el marco para funcionamientos de las nuevas entidades.

A finales de este año deberá estar constituido el Consejo de Administración de la nueva empresa que resultará de las dos que inicialmente se deberán crear.

Como parte de las obligaciones que debe cumplir el agente económico preponderante, está el tener un Consejo de Administración plenamente conformado. Dos de los consejeros independientes deberán continuar una vez que transcurra el periodo de dos años, plazo en el que deberá estar constituida la nueva empresa.

Ante la remoción de consejero independiente, ésta deberá tener aprobación del IFT.

El Consejo de Administración tendrá distintas facultades, como determinar al director general de finanzas, y sistemas o tecnologías de información. Este consejo ese apoyará en un secretario, en un Comité de Auditoría y un Comité de Cumplimiento Regulatorio.

El de Comité de Auditoría estará integrado por miembros del Consejo de Administración y entre sus funciones principales deberá investigar, informar y vigilar el desempeño de las empresas mayoristas. Por su parte, el comité de cumplimiento regulatorio estará integrado por tres de los consejeros independientes del Consejo de Administración y deberán revisar y supervisar el cumplimiento de las obligaciones a las que estarán sujetos.

De acuerdo con el IFT, la responsabilidad de garantizar la viabilidad técnica y económica de las nuevas empresas es del agente económico preponderante.

Dentro de las tareas que deberá presentar hay tres planes: plan de transferencia de recursos; plan de migración de personal; plan de transferencia de elementos de red e infraestructura.

Recientemente, el IFT resolvió que el Agente Económico Preponderante en el sector de telecomunicaciones, controlado por la familia Slim, deberá crear dos empresas, a partir de Telmex y Telnor, que prestarán servicios de acceso a la red local, así como los enlaces dedicados locales e infraestructura pasiva asociados a dicha red, a otros operadores en condiciones no discriminatorias.

La separación funcional fue ordenada por el IFT en febrero del 2017 como resultado de la revisión bienal sobre la efectividad de la regulación asimétrica.

Fuente: El Economista

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here