Compartir

Agencias

Katarina Barley, ministra de justicia de Alemania, abogó por medidas de regulación más estrictas para empresas como Facebook después de reunirse con ejecutivos de la red social este lunes para expresar sus preocupaciones en materia de privacidad.

Facebook se encuentra en el centro de una tormenta debido a que los datos de millones de sus usuarios fueron utilizados indebidamente por los consultores Cambridge Analytica para dirigirse a los votantes estadounidenses y británicos en elecciones cercanas e influir en sus votos.

Después de la reunión, a la que también asistió el jefe de asuntos públicos europeo Richard Allan, la ministra de justicia alemana aseguró que tanto Facebook como las empresas que se basan en el manejo de los datos para el impulso de la publicidad en línea deben enfrentar “una regulación más estricta y penas más severas impuestas por las autoridades de protección de datos mejor equipadas”.

“Facebook admitió abusos y excesos en el pasado y dio garantías de que las medidas tomadas significan que estas situaciones no pueden volver a suceder”, dijo. “Pero las promesas no son suficientes. En el futuro, tendremos que regular compañías como Facebook mucho más estrictamente”.

Por su parte, Andreas Mundt, presidente de la Federal Cartel Office, agencia reguladora nacional alemana de la competencia, aseguró que la institución investiga el uso por parte de Facebook de los datos de sitios web asociados.

Mundt dijo al periódico Tagesspiegel que los usuarios desconocían en gran medida cuánta información fluía por la red social cuando visitaban algunos sitios web de terceros que están integrados con Facebook. La agencia reguladora ha trabajado sobre la base de posibles abusos derivados de “la recopilación y evaluación de datos de fuentes externas a Facebook”.

“Las interfaces con otras páginas web permiten que los datos fluyan hacia Facebook”, dijo Mundt. “Eso sucede incluso sin hacer clic en el botón ‘Me gusta’, sino solo con cargar un sitio web integrado”.

La investigación de Federal Cartel Office examina si la empresa tecnológica no está abusando de lo que Mundt llamó su “posición de control del mercado”.

Fuente: Tecnósfera

Compartir