Una corte da la razón a Oracle en el litigio contra Google por los derechos del código Java

Compartir

Agencias

La Corte de Apelaciones para el Circuito Federal de EE.UU. resolvió hoy que Google utilizó de forma “injusta” el código de programación Java al desarrollar su plataforma Android y dio así la razón a la firma Oracle, que interpuso una demanda multimillonaria por derechos de autor en 2010.

“La opinión del Circuito Federal sostiene los principios fundamentales de la ley de derechos de autor y deja claro que Google violó la ley. Esta decisión protege a los creadores y consumidores del abuso ilegítimo de sus derechos”, dijo el vicepresidente ejecutivo de Oracle, Dorian Daley, en una declaración en su web.

Oracle denunció hace ocho años por unos 9.000 millones de dólares a Google, que pertenece al conglomerado Alphabet, por desarrollar su software de Android utilizando partes del lenguaje Java, creado por una firma que Oracle compró en 2010, Sun Microsystems.

El caso ha ido a juicio en dos ocasiones desde entonces y hoy el tribunal revirtió el veredicto de un jurado que en 2016 consideró “justo” el uso de Java por parte de Google según la ley de derechos de autor y que fue apelado por Oracle.

De acuerdo con el documento judicial, recogido por el portal especializado Ars Technica, la corte de apelaciones concluyó que el uso de esas partes de Java “no fue justo según la ley”, por lo que el caso vuelve ahora a San Francisco para que un juez determine cuánto debe pagar Google a Oracle.

Un portavoz de Google dijo a CNBC y otros medios que la tecnológica está “decepcionada de que la corte haya revertido la opinión del jurado de que Java es abierta y libre para todos” y añadió que está “estudiando sus opciones”.

“Este tipo de decisión hará las aplicaciones (apps) y servicios ‘online’ más caros para los usuarios”, agregó Google.

Oracle sostiene en la demanda que Google copió interfaces de programación de aplicaciones (API) de su código Java, unas 11.000 líneas, para desarrollar su sistema operativo Android, que es utilizado por la mayoría de teléfonos móviles del mundo, y reclama que debía haber pagado una licencia o escrito su lenguaje.

Google, por su parte, asegura que obró de forma lícita y, en el pasado, su entonces presidente ejecutivo, Eric Schmidt, que dejó el puesto en 2017, dijo creer que su empresa podía usar libremente Java porque él personalmente dio a conocer el lenguaje de programación en 1995 cuando era un alto ejecutivo de Sun Microsystems.

Según The Wall Street Journal, la decisión tendrá consecuencias en el desarrollo de software de las “startups”, ya que podrían llegar más demandas por usos no autorizados de API, algo que en este caso Google argumenta que vio “justo” y no creyó requiriera permiso de Oracle.

Fuente: EFe

Compartir