Compartir

Uno de los principales desarrolladores de chips presentó la nueva versión de sus procesadores. Se trata de Intel y su octava generación que en esta oportunidad no sólo cuenta con los modelos i5 e i7, sino también una nueva creación, el i9, con hasta seis núcleos.

De acuerdo a los análisis realizados hasta ahora, este nivel de tecnología permitiría a los usuarios alcanzar, en computadores portátiles, el funcionamiento que hasta ahora se limitaba sólo a las versiones de escritorio. Intel asegura que el nuevo i9 es capaz de realizar las tareas diarias hasta un 29% más rápido que los últimos modelos presentados el año pasado.

Además, aseguran que estos procesadores podrían ser utilizados sin problemas en laptops diseñadas para videojuegos o de alto rendimiento, ya que podrían procesar la edición de video en 4K hasta un 59% más rápido que el actual i7.

Sin embargo, la firma ha detallado que no han logrado encontrar una solución a prueba de balas que detenga los dos mayores problemas que debió enfrentar Intel a inicios de este año: Spectre y Meltdown. Si bien algunas compañías han logrado ponerle un freno a estas dos ventanas de vulneración en los chips, el problema sigue vivo.

Para evitar estos problemas, la compañía se ha asegurado de incluir medidas de mitigación para evitar que los riesgos que tomen los usuarios sean mayores.

Este anuncio llega en la misma semana en que fuentes desde dentro de Apple comentaran que la firma tecnológica estaría evaluando la posibilidad de dejar de lado los procesadores de Intel para crear los propios que serán utilizados en sus Mac, al menos desde el año 2020.

Fuente: emol

Compartir