Compartir

Agencias

La fabricante de chips Broadcom anunció el miércoles que concretó su regreso a Estados Unidos desde Singapur, semanas después de que el presidente Donald Trump bloqueara su oferta de 117 mil millones de dólares para comprar Qualcomm, principal competencia de EE. UU. a Huawei en materia redes de quinta generación, por “motivos de seguridad nacional”.

Broadcom, que era una empresa estadounidense hasta que fue comprada en 2016 por la empresa de Singapur Avago, había anunciado su plan de redomicilio el 2 de noviembre, días antes de hacer su primera oferta para Qualcomm.

La compañía dijo que canjeó todas las acciones de Broadcom Ltd por acciones de nueva emisión de Broadcom Inc en una base uno por uno y que sus acciones continuarían operando bajo el mismo ticker.

La sede central actual de Broadcom en San José, California, se convertirá en su única sede, dijo la compañía. Después del anuncio, las acciones de Broadcom subieron un 0,4 por ciento.

La mudanza a los Estados Unidos podría permitir a Broadcom comprar compañías estadounidenses sin estar bajo el escrutinio del Comité de Inversión Extranjera en los Estados Unidos (CFIUS), que tiene el poder de investigar y detener acuerdos que puedan representar una amenaza a la seguridad nacional de EEUU.

Fuente: Reuters

Compartir