IFT defenderá resolución sobre separación funcional de Telmex

Compartir

Por El Economista-Notimex

La separación funcional de Telmex y Telnor no fue una decisión política, sino que asegura que la red puede ser utilizada de forma no discriminatoria y de manera eficiente por todos los operadores, por lo que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) defenderá dicha resolución ante cualquier autoridad.

“Absolutamente no fue una decisión política, porque ese mandato hace un año se trabajó conforme a la información que la misma empresa proporcionó y le dimos, respetando el marco jurídico, la mayor flexibilidad posible para que ellos (América Móvil) hagan la implementación del plan final”, dijo el comisionado del organismo regulador, Mario Fromow Rangel.

Recordó que esta disposición se tomó en la revisión bianual de las medidas asimétricas para el Agente Económico Preponderante (AEP) en Telecomunicaciones, América Móvil, donde seis comisionados votaron en favor de la separación de Teléfonos de México (Telmex) de otras partes del negocio.

“Esto se definió el año pasado y se dejó la puerta abierta a que la empresa presentara una propuesta de cómo hacerlo; se dejó en libertad para que cumpliera con lo mandatado por el IFT, para llevar a cabo la separación de una forma eficiente”, explicó en entrevista con Notimex.

Sobre el amparo tramitado por Telmex respecto a su separación funcional, dijo que respetarán cualquier decisión de otras autoridades, sin embargo, defenderán su resolución ante los jueces y presentarán la información necesaria.

El Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, admitió dicho recurso y será el próximo 16 de mayo cuando se lleve a cabo una audiencia para revisar el amparo.

“En caso de que gane y dependiendo qué decidan en su momento los tribunales, nosotros acataremos como siempre, lo que ellos nos mandaten, pero estamos convencidos de que quienes votamos en favor de esto hicimos lo correcto”, abundó.

Expuso que aportarán, como en todos los casos, la información que consideren pertinente a todos los jueces, magistrados y defenderán su resolución como siempre. “Pero el Poder Judicial tomará la decisión que considere pertinente”, añadió.

Fromow Rangel reiteró que el objetivo de la separación funcional es que la infraestructura sea utilizada de forma eficiente, que permita precios accesibles, por lo que en “ningún momento estamos tratando de destruir valor de una empresa”.

Pese al amparo, América Móvil deberá continuar con los procesos de la separación funcional, pero de no acatarla, la empresa sería acreedora a una multa de entre 0.3 hasta 10 % de sus ingresos.

De acuerdo con el IFT, en los siguientes días, la compañía deberá presentar los estatutos sociales constitutivos, mientras que a más tardar a finales de este año, el Consejo de Administración de la empresa mayorista estará integrado en gran parte por consejeros independientes.

Hacia el cierre del primer trimestre de 2019, tendrá que concluir la transferencia de personal; para el tercer trimestre de ese año, la implementación de nuevos servicios; para el cuarto trimestre presentará los estatutos sociales finales de ambas empresas.

El IFT aprobó en marzo pasado el plan final para la separación Telmex y Telnor, que deberán cumplir con nueve requisitos con el objetivo de prestar servicios de acceso a la red local, así como los enlaces dedicados locales e infraestructura pasiva asociados a dicha red, a otros operadores en condiciones no discriminatorias.

Por lo que, las empresas mayoristas que se constituirán a partir de las anteriores deberán proveer los servicios de desagregación de la red local, así como los enlaces dedicados locales y la infraestructura pasiva a operadores que ofrezcan servicios a usuarios finales.

Tras dicho anuncio, América Móvil informó que impugnaría tal resolución, ya que el plan ordenado por el órgano regulador difiere de lo presentado por la compañía.

Por su parte, el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana informó recientemente que interpondrá un nuevo amparo ante la decisión del IFT de ordenar la separación funcional, al argumentar que afecta su Contrato Colectivo de Trabajo.

Fuente: El Economista

 

Compartir