Compartir

Los reguladores estadounidenses avanzaron en una prohibición al uso de subsidios federales para comprar equipos de redes a fabricantes como Huawei y ZTE que son considerados un riesgo de seguridad, lo que marca un segundo día consecutivo de medidas del Gobierno estadounidense contra los fabricantes chinos de equipos.

El martes, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) votó 5 contra cero a favor de prohibir que se gasten fondos federales en compañías que se consideran un riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos.

La prohibición no será definitiva hasta una segunda votación de la FCC, que en un borrador del decreto señaló que tras el escrutinio en el Congreso a Huawei y ZTE constituían posibles amenazas a la seguridad.

“Durante años, autoridades del gobierno de EU han expresado su preocupación por las amenazas a la seguridad nacional que representan ciertos proveedores extranjeros de equipos de comunicaciones en la cadena de suministro de comunicaciones”, dijo el presidente de la FCC, Ajit Pai. “‘Backdoors’ ocultas hacia nuestras redes en routers, conmutadores y otros equipos de red pueden permitir a potencias extranjeras hostiles inyectar virus y otros malwares, robar datos privados de estadounidenses, espiar a empresas estadounidenses, y más”.

Las medidas se producen en momentos en que crecen las tensiones comerciales entre EU y China. El presidente estadounidense, Donald Trump, ha amenazado con aplicar aranceles sobre 150 mil millones de dólares en importaciones chinas como represalia por presuntas violaciones de los derechos de propiedad intelectual, mientras que Beijing ha prometido tomar represalias contra todo, desde la soja hasta los aviones estadounidenses. El lunes, el Departamento de Comercio impidió a ZTE exportar tecnología susceptible desde EU, alegando que la compañía hizo declaraciones falsas a funcionarios de EU.

Muchos operadores más pequeños que atienden áreas remotas dependen de compañías como Huawei y ZTE, y podrían sufrir “importantes dificultades económicas” con la propuesta de la FCC, dijo en un comunicado enviado por correo electrónico Steve Berry, presidente de CCA, grupo de comercio para proveedores inalámbricos más pequeños.

El Congreso le prohibió al Pentágono comprar equipos de Huawei, ZTE –ambos con sede en Shenzhen, China– y la firma rusa Kaspersky. Los funcionarios de la FCC podrían usar esa lista como modelo.

Huawei, el mayor fabricante chino de equipos de telecomunicaciones, fue fundado en 1988 por el exoficial del ejército chino Ren Zhengfei. En un evento de la industria realizado en enero, Richard Yu, titular de productos de consumo de Huawei, defendió los registros de su compañía, diciendo que ha demostrado sus protecciones de privacidad y seguridad.

Fuente: Bloomberg
Compartir