Netflix quiere introducir funcionalidades para los espectadores que solo usan el móvil

Compartir

Agencias

Los directivos de Netflix han indicado que la firma está invirtiendo en funcionalidades que le permitirán llegar mejor a usuarios de mercados emergentes tales como la India que acceden al servicio tan solo desde el móvil.

En el curso de una teleconferencia sobre los resultados de la empresa durante el primer trimestre de 2018, Greg Peters, director de productos, ha afirmado que Netflix estudia una serie de opciones para ofrecer un mejor servicio a dichos usuarios, como por ejemplo el desarrollo de una aplicación lo bastante ligera como para cargarse con rapidez y llevar a cabo una codificación eficiente que permita un streaming fluido en entornos con mala conectividad.

Peters también ha destacado que la firma incorporó a finales del 2016 a su aplicación una función de descarga que permite que los usuarios que quieren ahorrar datos, o carecen de acceso continuado a una conexión, puedan visionar los contenidos sin estar en línea. Ha afirmado que dicha aplicación demuestra que Netflix está “invirtiendo en una funcionalidad” que se usa sobre todo en mercados emergentes, pero que “también encaja en el modelo general de producto, de tal modo que los abonados podrán sacarle partido en todo el mundo”.

El interés por los espectadores que solo utilizan el móvil ha coincidido con el crecimiento sostenido de la clientela de Netflix fuera de los Estados Unidos. La firma observa que dicho segmento ya supone aproximadamente la mitad de sus ingresos y el 55% de los abonados.

Durante el primer trimestre, el número total de abonados no estadounidenses de la firma ha ascendido a 68,29 millones, frente a los 47,89 millones del primer trimestre del 2017. Dicha cifra ha superado a su equivalente estadounidense por cuarto trimestre consecutivo, porque las suscripciones en Estados Unidos han crecido a un ritmo más lento, desde 50,85 millones en el primer trimestre del 2017 a 56,71 millones en el más reciente.

Por otra parte, los ingresos totales de Netflix durante el primer trimestre han sido de 3.600 millones de dólares (unos 2.900 millones de euros), lo que supone un incremento interanual del 43,2%, mientras que los beneficios netos han ascendido a 290 millones de dólares (unos 234 millones de euros) frente a los 178 millones de dólares (unos 144 millones de euros) del período equivalente en el 2017. Los ingresos procedentes del extranjero se han cifrado en 1.780 millones de dólares (unos 1.440 millones de euros), con lo que todavía quedan por detrás de los 1.820 millones de dólares (unos 1.470 millones de euros) del mercado doméstico, pero Netflix pronostica que dicha situación se invertirá en el segundo trimestre.

Fuente: MWL

Compartir