Compartir

Agencias

Telefónica ganó 837 millones de euros en el primer trimestre del año, un 7,4 % más que en el mismo periodo de 2017, pese a la caída de los ingresos en Latinoamérica, ha anunciado hoy la compañía, que redujo su deuda casi un 10%.

La multinacional, que opera varios países de Europa y Latinoamérica, tuvo una cifra de negocios de 12.190 millones, un 7,2% menos que entre enero y marzo de 2017 por el impacto de las divisas, principalmente la depreciación del real brasileño y el peso argentino frente al euro, ya que en términos orgánicos (a tipo de cambio constante y sin cambios en perímetro) se elevó un 1,9%.

La caída de ingresos fue del 14,5% en Brasil, del 13,8% en Argentina, del 6,3% en Chile, del 19,3% en Perú, del 13,7% en Uruguay, del 9,3% en Colombia, del 11,9% en México, del 10,6% en Centroamérica, del 6,7% en Ecuador y del 91,6% en Venezuela.

En este último país, la facturación pasó de los 98 millones de euros en el primer trimestre de 2017 a 8 millones en los tres primeros meses de 2018 y, además, el beneficio bruto de explotación (oibda) se contrajo un 95,4% hasta el millón de euros.

El oibda del grupo también se redujo, un 3,9%, y se situó en 3.864 millones, aunque en términos orgánicos subió un 3,3%, ha informado Telefónica en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía recortó su deuda en 255 millones de euros con respecto a diciembre y un 9,8% interanual hasta los 43.975 millones, con lo que es la primera vez en los últimos cuatro años que ésta se reduce en el primer trimestre, a pesar de la estacionalidad del capital circulante.

Por áreas geográficas, España se mantuvo como el primer mercado del grupo, con un crecimiento de los ingresos del 1% hasta los 3.098 millones, impulsados por la mejora del ingreso medio por línea (arpu) en los productos convergentes, que se sitúa en 87,8 euros.

El arpu de los productos Fusión ha subido un 8 % con respecto a hace un año y un 6% con respecto al trimestre anterior “por la actualización de tarifas” (Telefónica ha subido varias veces los precios de sus productos convergentes en los dos últimos años) y la mejora interanual del mix de clientes.

En una rueda de prensa con analistas tras la presentación de las cuentas, el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilà, se ha referido a la negociación con Mediapro para renovar los derechos televisivos de la Champions y ha advertido de que existe una posibilidad muy clara de que la operadora acabe no comprándolos.

En Alemania, la cifra de negocio se mantuvo estable (se redujo un 0,2%), mientras en el Reino Unido cayó un 1%, aunque en términos orgánicos subió un 2,9%.

Vilà ha explicado que Telefónica continua trabajando en una potencial salida a bolsa de su filial británica, O2, que, ha dicho, es ahora una compañía “más fuerte” tras el resultado de la reciente subasta de espectro en el Reino Unido.

“Estaremos preparados tan pronto haya, si es que la hay, una oportunidad suficientemente adecuada”, ha asegurado.

La inversión del periodo enero-marzo 2018 totaliza 1.490 millones de euros (un 8% interanual menos).

A 31 de marzo, el grupo Telefónica gestionaba 356,9 millones de líneas (un 1% menos que hace un año), lo que incluye 14,8 millones de accesos mayoristas móviles.

A cierre del periodo, el grupo contaba con 45,8 millones de unidades inmobiliarias (hogares y negocios) con red propia de fibra, un 15 % más que hace un año, y una cobertura 4G del 73 % (9 puntos porcentuales más).

Telefónica ha reiterado los objetivos para 2018, que suponen incrementar los ingresos en torno al 1 % con respecto a los de 2017, así como el dividendo, de 0,40 euros por acción.

Tras la presentación de resultados, los títulos de Telefónica se han movido al alza prácticamente toda la jornada y hacia las 15.00 horas se revalorizaban un 0,8% hasta los 8,4 euros.

Fuente: EFe

Compartir