La Comisión Europea propone un plan de acción para garantizar la accesibilidad a los datos dentro de la Unión

Compartir

Agencias

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles un conjunto de medidas para aumentar la disponibilidad de datos en la Unión Europea, basándose en el Reglamento general de protección de datos que se aplica a partir del próximo 25 de mayo. Mejorar el acceso a la información del sector público y su reutilización, poner en común los datos científicos en 2018, así como los datos de empresa a empresa y entre empresas y gobiernos, y asegurar los datos sanitarios de los ciudadanos, son las actuaciones propuestas.“Sin datos no aprovecharemos al máximo la inteligencia artificial, la informática de alto rendimiento y otros avances tecnológicos. Estas tecnologías pueden ayudarnos a mejorar la atención sanitaria, la educación y las redes de transporte, así como contribuir al ahorro energético: de eso va la utilización inteligente de datos”, explicó el vicepresidente de la Comisión responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, “nuestra propuesta potenciará el acceso a más datos del sector público para su reutilización, incluso con fines comerciales, reduciendo el coste de acceso, lo que contribuirá a crear en la Unión un espacio común de datos que estimulará nuestro crecimiento”.

Administración Pública accesible y reutilización de datos

La propuesta se centra en cuatro ejes que apuestan por revisar la Directiva sobre la información del sector público que abarca datos del sector del transporte y los servicios. El objetivo es hacer accesible la información de la Administración Pública y mejorar su reutilización. Proponen limitar las excepciones que permiten a los organismos públicos cobrar por la reutilización de sus datos, más allá de los costes marginales de difusión de datos.

Facilitan asimismo la reutilización de los datos abiertos de la investigación con financiación pública, y obligan a los Estados miembros a desarrollar políticas de acceso abierto. Por último, las nuevas normas exigen, en su caso, que las soluciones técnicas como las interfaces de programación de aplicaciones den acceso inmediato a la información.

Puesta en común de datos científicos

El segundo eje trata de poner en común los datos científicos en 2018. Un nuevo conjunto de recomendaciones tiene en cuenta los cambios tecnológicos y de estrategia que se han producido desde la última propuesta de la Comisión relativa al acceso a la información científica y su conservación.

Ofrece orientaciones sobre la aplicación de las políticas de acceso abierto, en consonancia con los objetivos de ciencia abierta, datos de investigación y gestión de los datos, la creación de una Nube Europea de la Ciencia Abierta y la minería de textos y datos. Subraya asimismo la importancia de ofrecer incentivos, recompensas, capacidades y parámetros adecuados para la nueva era de investigación en red.

Espacio común europeo de datos

El tercer bloque de la propuesta se centra en común los datos de empresa a empresa y entre las empresas y los gobiernos. La Comisión ha elaborado una nueva comunicación titulada ‘Hacia un espacio común europeo de datos’ orienta a las empresas que trabajan en la Unión sobre los principios jurídicos y técnicos del intercambio de datos que deben regir la colaboración en el sector privado.

El cuarto se centra en asegurar los datos sanitarios de los ciudadanos, al tiempo que se promueve la cooperación europea. La Comisión ha presentado un plan de acción que da prioridad a los ciudadanos en lo relativo a sus datos sanitarios: asegurando el acceso de los ciudadanos a sus datos sanitarios e introduciendo la posibilidad de compartirlos a través de las fronteras y utilizando grandes conjuntos de datos que hagan posible diagnósticos y tratamientos médicos más personalizados, así como prever mejor las epidemias.

Datos sanitarios con fines de investigación

También fomentando el uso de las herramientas digitales apropiadas, que permita que las autoridades públicas hagan un mejor uso de los datos sanitarios con fines de investigación y para reformar los sistemas de salud. La propuesta de hoy engloba la interoperabilidad de los historiales médicos electrónicos y un mecanismo de coordinación voluntaria para el intercambio de datos, incluidos los datos genómicos, para la prevención de las enfermedades y la investigación.

“Con la comunicación de hoy estamos desarrollando un plan ambicioso”, destacaba Mariya Gabriel, comisaria responsable de Economía y Sociedad Digitales, “los ciudadanos y las empresas tendrán acceso a mejores productos y servicios a medida que aumenten los datos disponibles para la innovación basada en los datos”.

La Comisión pide al Parlamento Europeo y al Consejo la adopción de las propuestas de una normativa revisada sobre la información del sector público. Además, la Comisión celebrará una mesa redonda de alto nivel para debatir la puesta en común de datos de empresa a empresa y entre las empresas y los gobiernos en el segundo semestre de 2018 y el primer semestre de 2019.

Fuente: eSmartcity

Compartir