Queda sin despegar la Política Satelital

Compartir

Alejandro González
Reforma

En materia de política satelital, el Gobierno de Enrique Peña Nieto quedará a deber.

Según expertos, en este sexenio hubo bajo presupuesto de Gobierno, inestabilidad financiera y aumento de la brecha tecnológica, factores que impidieron un buen despegue al desarrollo satelital.

Para Enrique Melrose, especialista en el sector satelital, incluso el marco regulatorio existente en México desincentiva el crecimiento de la industria.

Por ejemplo, explicó, que en el caso de que México quisiera vender o rentar la órbita que quedó sin usar por la caída del satélite Centenario, es necesario que el operador comercial reserve 80 MHz para uso del Gobierno.

Pero si hubiera alguien que quiere dar servicios en México y no ocupa una órbita mexicana, sólo le requieren 8 MHz de reserva para el sector público.

Además, esta Administración se quedó sólo con dos de los tres satélites que estaban previstos para operar en el sexenio, debido a que en 2015 falló el lanzamiento del Centenario.

Aunque el Estado cobró 390 millones de dólares por el seguro, el dinero ya no se reasignó para proyectos satelitales.

Los expertos critican que uno de los objetivos de la actual Administración era adelantar a México en el camino de la industria satelital, pero la estrategia no llegó.

Apenas en 2017 se lanzó y concluyó la consulta pública emitida por la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) que pretende comenzar una nueva era para el sector satelital mexicano.

Edgar Olvera, subsecretario de Comunicaciones de la SCT, dijo en entrevista que será hasta mayo de 2018 cuando publiquen la Política Satelital, porque nunca es tarde para hacerlo.

“Nunca es tarde para definir una política en materia satelital y en general de telecomunicaciones: en telecomunicaciones no podemos tener una visión sólo de seis años, la Reforma nos lo está indicando así, no podrías agotar todos los pendientes en seis años”, apuntó Olvera.

Jorge Negrete, miembro del Consejo Consultivo del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), dijo que el Gobierno debe tomar una decisión sobre seguir o no operando servicios satelitales y, de hacerlo, realizar un plan específico.

“México debe tomar una decisión seria sobre operar o no estos servicios y definir un documento estratégico que defina si debemos seguir lanzando y operando satélites o desincorporar y solo regular económicamente el sector”, señaló.

Ante Salcedo, especialista satelital del ITAM, advirtió que el País está atrasado en ese rubro y que el riesgo de ser sólo usuarios de tecnología espacial y satelital es depender de los dueños de ésta.

Fuente: Reforma, Negocios

Compartir