Compartir

Agencias

La velocidad de las conexiones de internet ha tomado cada día más importancia, algo que también se explica por el alto nivel de penetración que existe en Chile: según el último informe de la Subsecretaría de Telecomunicaciones llegó a 105 accesos cada 100 habitantes.

Con esto, el recién pasado jueves una compañía decidió desplegar la mayor oferta actual para hogares en esta industria: 1.000 megas por segundo. Si bien suena a una alta velocidad que podría cautivar a algunas personas sin conocer más sobre la tecnología, aquí te explicamos para qué sirve llegar a estos estándares y cómo se le puede sacar un mayor provecho a el desarrollo que se instaló esta semana en la localidad de Chillán, en la Región del Biobío.

Esta tecnología “está pensada en distribuir cargas de servicios, principalmente en familias numerosas”, comenta el subgerente de redes IP y TI de Mundo Pacífico, Jorge Lara, a sólo horas de que se anunciara esta nueva velocidad en la zona.

En la actualidad son muy pocos los dispositivos capaces de llegar a un estándar de este tipo para “absorber” la velocidad que ofrece esta compañía. Sin embargo, el gran beneficio llega al momento de tener que compartir la señal. “Permite la instalación y distribución de más de más de un [punto de acceso] conectados a nuestro router, logrando enlazar los dispositivos móviles de última generación a su máxima capacidad”, detalla Lara.

Generalmente la velocidad a la que operan la mayoría de los gadgets de última tecnología varía entre 380 y 450 megas, capacidad que no se ve completamente lograda cuando una única señal (en un hogar) debe ser distribuida entre todos los miembros de esta residencia. Y es precisamente aquí donde comienza a jugar un rol la nueva oferta de esta compañía que lleva 23 años en la zona.

“Una casa promedio mantiene seis dispositivos conectados a la vez y el fin de semana aumenta al doble. Entonces un plan de mil megas hace que puedas tener a toda tu familia con sus propios dispositivos en sus dormitorios, escuchando música, viendo Netflix, bajando videos, jugando, y que por ningún caso la conexión se vea degradada. Cosa que hoy día sí sucede”, agrega Lara.

Por ahora, esta velocidad a través de fibra óptica está sólo disponible en Chillán, pero el gerente comercial de Mundo Pacífico, Harry Cea, asegura que “este servicio se irá extendiendo de forma gradual a las más de 40 localidades en que operamos, desde Lampa por el norte hasta Panguipulli por el sur”.

Además, este tipo de tecnología “está enfocado en nuestros usuarios gamers o ‘heavy users’ que necesitan, por cable, acceder a altas velocidades” a través de un puerto GigaE, puntualiza el experto en estas conexiones.

Fuente: Emol

Compartir