Zuckerberg pide perdón al Parlamento Europeo por las filtraciones de datos de Facebook

Compartir

Agencias

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, comparece este martes ante el Parlamento Europeo para explicar la filtración de datos personales, una cuestión por la que se ha disculpado.

Su ponencia inicial se ha fundamentado en los mismos argumentos que empleó cuando compareció el pasado mes de abril ante el Congreso de Estados Unidos, resaltando las funciones positivas de la red social como la conexión interpersonal o su utilización durante las grandes catástrofes, como atentados terroristas.

A preguntas de los europarlamentarios, Zuckerberg ha presentado una defensa de sus sistemas para evitar contenidos inapropiados, tanto por las denuncias de usuarios de este tipo de contenido, que revisan “decenas de miles de empleados” de Facebook, como el uso de inteligencia artificial. “Una de las cosas de la que estoy más orgulloso es que ahora nuestra inteligencia artificial puede alertar del 99% de contenidos relacionados con Estado Islámico o Al-Qaeda antes de que lo haga ningún usuario”, ha señalado el CEO.

En relación con la filtración de datos de Cambridge Analytica, ha apuntado que desde la compañía están “investigando cada app” que ha usado los datos de usuarios antes de que se endureciera la política del uso de datos personales, algo que “llevará meses”, y ha advertido que “habrá otras apps” implicadas. En este sentido, ha apuntado que Facebook está colaborando con las comisiones electorales de los países europeos para evitar noticias falsas que puedan manipular el voto ciudadano.

Zuckerberg ha negado una posición monopolística de su red social y, por el contrario, ha afirmado que se trata de un sector muy competitivo por el cual se ven obligados a tratar de “evolucionar el servicio” constantemente, ya que, ha afirmado, el ciudadano medio emplea 8 herramientas digitales distintas para comunicarse. Además, ha subrayado que no se trata tan solo de una herramienta de comunicación interpersonal, sino que permite a los pequeños negocios darse a conocer, aumentar su clientela, crecer y así generar empleo.

Zuckerberg ha evitado responder a si limitará el cruce de datos entre varias ramas de su compañía – Facebook, WhatsApp e Instagram – que permiten a la empresa hacer un perfil personal completo no sólo con la imagen exterior que puede dar el usuario sino también su vida privada y relaciones personales.

Duras preguntas de los europarlamentarios

Si sobre la mesa de aquella comparecencia en el Capitolio estaba fundamentalmente la influencia rusa en las elecciones presidenciales de EEUU que dieron la victoria a Donald Trump, en esta ocasión es el referéndum sobre el Brexit una de las cuestiones principales a tratar.

También está sobre la mesa el tratamiento y gestión de los datos personales de los usuarios y la aplicación de la nueva ley de protección datos. También se le ha señalado la posibilidad de que Facebook se encuentra en una presunta posición de monopolio en el sector, como se ha encargado de recordarle el portavoz del Partido Popular Europeo.

Especialmente duro durante el turno de preguntas ha sido el portavoz de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa, Guy Verhofstadt, que niega la posibilidad de que Facebook se autoregule, y ha pedido una legislación más dura sobre el uso de datos para evitar situaciones como la que se refleja en la novela El Círculo, que para el belga recuerda a la red social creada por Zuckerberg por la situación de poder omnímodo de una compañía gracias precisamente al conocimiento personal de cada usuario.

“¿Quiere ser recordado como un Steve Jobs o Bill Gates, que ayudaron a mejorar la vida de las personas, o como un genio que ha creado un monstruo digital que está destruyendo nuestras democracias?”, preguntó Verhofstadt.

Los portavoces parlamentarios también han inquirido por cuestiones como el ciberacoso, la eliminación de mensajes de incitación al odio por cuestiones de raza o religión, el uso de datos de usuario para la segmentación publicitaria o qué protección tendrán sobre sus datos los ciudadanos de aquellos países que se encuentran fuera de la Unión Europea.

Fuente: eE

Compartir