Nosotros somos los clientes naturales de la Red Compartida: operadores ATIM

Compartir

Por Nicolás Lucas, El Economista

Salomón Padilla es líder de un grupo de operadores muy locales que han ido adaptándose a la evolución tecnológica en telecomunicaciones; de históricos cableros de TV de paga a novedosos operadores integrados de dos o triple play y que también han sobrevivido en un mercado donde los gigantes Televisa, Telmex y Megacable definen buena parte del futuro de ese negocio.

La Asociación de Telecomunicaciones Independientes de México, ATIM, es el organismo que agrupa a más de 70 de esos operadores que han arriesgado su dinero para llevar redes avanzadas de fibra óptica a 520,000 hogares a donde las marcas de renombre todavía no llegan, por ejemplo en Huayacocotla, Veracruz; allí, uno de sus miembros desarrolló una red para competir a Megacable y VeTV de Televisa en televisión restringida y a Prodigy de Telmex en Internet.

La ATIM, representada por Salomón Padilla, organiza del 5 al 7 de junio el foro ConvergenciaShow.Mx en el World Trade Center, un espacio en que los constructores de la política pública, los reguladores y los industriales del sector discutirán problemas y soluciones para el mercado y los tres millones de mexicanos a los que la ATIM llega con sus ofertas.

En la agenda de ConvergenciaShow.Mx está confirmada la presencia de varias firmas del negocio y también de cámaras industriales como la Anatel y Canieti, y de autoridades como el Promtel, la SCT, el Indaabin y el regulador IFT. “Este es un foro donde el que quiera competir va a encontrar las herramientas para crecer, sin importar el tamaño que tenga y donde nadie está impedido de llegar”, invita Padilla en esta entrevista:

—Ya van tres ediciones de ConvergenciaShow.Mx y siete, contando los organizados con la marca ATIM. Viéndolo así, ¿qué lugar ha conseguido este foro para promover su visión de la industria?

—A la fecha, muchos foros sólo se han concentrado en una cara de la industria. El que es móvil les habla a los del móvil o los del satélite van por lo satelital; y a veces, incluso, se empalman en tiempos. Nosotros creemos que eso ya no existe, que toda la industria de las telecomunicaciones, la radiodifusión y del entretenimiento es convergente.

Ahora, por ejemplo, el usuario ya no mira un canal lineal y entonces, como empresario, tienes que participar en varias plataformas. Por muy pequeño que sea un operador, necesitará de un enlace satelital o de una oferta del móvil para potenciar un modelo, por eso ya no son elementos separados. Eso es hacer convergencia y para eso está este foro, y no sólo para platicar de tendencias; también una exposición donde aquellos que están interesados desde un tornillo hasta un satélite puedan encontrar una propuesta para configurar su producto. Ese es el objetivo, converger.

—Ustedes abrieron su foro a la industria en general, inclusive cambiaron el nombre y la imagen; sumaron a sus colegas centroamericanos y jalaron a otras cámaras industriales y autoridades… ¿Es su propuesta para agilizar la comunicación entre los distintos agentes del sector?

—En esta industria nos perdemos muchas veces en los problemas de los grandes y yo creo que si empezamos a solucionar todos los problemas pequeños, muchos de los que tienen los grandes desaparecen. El ecosistema de telecomunicaciones se alimenta de empresas grandes y de empresas chicas; la chica necesita conectarse con la mediana y ésta con la grande para mantener todo ese ecosistema. Pero muchas veces en esto de las telecomunicaciones, la radiodifusión y el entretenimiento el encono ha sido la base para trabajar, meterse el pie ha sido una constante.

Si nos ponemos a ver cómo potenciamos las reglas y las oportunidades, a todos nos va a ir bien. Nosotros seremos de los chicos, pero tenemos bien marcado nuestro lugar, conocemos mejor que nadie nuestro mercado y por eso mismo tenemos propuestas reales para solucionar problemas. Es hora de dejar de concentrarse sólo en los preponderantes y ver por esa otra parte de la industria, porque si esa parte crece quiere decir que crecen los productos y la calidad.

—Una empresa, chica o grande, también se mide por su impacto… ¿Cuál es el suyo?, para entender eso de que tienen bien amarrado su lugar.

—Nosotros, dentro de la ATIM, somos 73 empresas y cubrimos con servicios a más de 300 poblaciones en 30 estados. Seamos honestos, estamos en poblaciones rurales y urbanas que van de 500 hasta 30,000 suscriptores, nada más que el impacto económico y social allí es mucho mayor.

Es algo que queremos que entiendan las autoridades y el público en general. Imagina un lugar donde no hay telefonía, Internet o TV de paga, y que entonces llega una empresa que empieza a tirar fibra y llevar TV restringida o Internet a 500 casas de ese pueblo de 1,000 hogares. El impacto social entonces es mucho mayor; eso es lo que queremos trascender y trabajar con los reguladores y los municipios para poder llevar servicios a más de esas poblaciones, porque mercado hay.

—Hablando de regulación y municipios, ¿cómo los ha ayudado la reforma? ¿Qué provecho le han sacado o qué no les ha gustado? Y los municipios, ¿qué con ellos?

—Para nosotros la reforma representó una buena parte en la regulación, pero en otras es una carga. Por ejemplo (en TV de paga), cargar un sinfín de canales que nadie ve. Otro ejemplo es estar compitiendo en un mercado con los OTT y con una regulación exagerada. Yo no pido más regulación para equilibrar; creo que la TV restringida debe liberalizarse completamente, al final la gente paga porque sea un servicio diferenciado

También creo que el must carry y el must offer debieran negociarse punto por punto; que fuera más como un tema de interconexión, que cargarnos forzosamente a llevar, en promedio, 11 canales más que representan un costo mayor para el suscriptor y el concesionario. Y los municipios están tan necesitados de dinero, que creen que somos los Telmex… han habido casos que para tender una red nos piden que si cuatro camionetas y 500,000 pesos por un tramo y eso para empezar. Es un tema que debemos trabajar con el generador de la política pública y el regulador para avanzar en este tema de crear infraestructura.

—Al ser ustedes el único operador de una determinada plaza, ¿puede ocurrir que sean los incumbentes del lugar, que les pidan su infraestructura? ¿Ha ocurrido?

—No tanto así, que seamos el más grande. Pero sí ha pasado que en algunos lugares somos el único operador que tenemos fibra óptica y han llegado Telmex o Megacable y nos han solicitado arrendamiento, para nosotros es negocio; es dinero fresco para crecer.

Y no le perdemos; confiamos mucho en nuestro producto, porque no es lo mismo que llames a un 01-800 y hagas un reporte de un fallo para que vaya un técnico, a que prácticamente vayas a tocarle la puerta a tu vecino, que es el operador, y en dos horas, si no es que antes, va a estar arreglando eso. Él conoce el mercado; sabe que necesitas 10 megas y no cien y que sí te va a entregar diez efectivos o un canal de TV que quieres ver, y no uno de la CDMX donde no vives. Ellos conocen bien su negocio.

—Entonces ya han hecho negocio con los grandotes, pero con los recién llegados, con la Red Compartida, ¿qué harían? ¿Qué les hace sentido con ellos?

—Lo primero es conocer dónde está la red, qué ofrecen y cuánto cuesta, y de allí poder definir cómo utilizar esa red. Nosotros creemos que somos los clientes naturales y creo que, allí en ConvergenciaShow.Mx, puede haber un primer acercamiento, porque ellos van a ir, para conocernos. Somos sus clientes potenciales, quizá no los 73, pero sí diez para empezar; que ya son más que los cuatro que algunos dicen que tienen. Pero ellos se tienen que dar a conocer.

Pueden tener la mejor tecnología, el mejor equipo de trabajo y el mejor producto, pero si no tienen el mejor vendedor, no van a vender. Tienen que trabajarle por allí, porque a nosotros no nos han buscado; porque hasta e-Bay le batalla tantito. Para ellos vender y nosotros comprar, hacer un modelo, necesitamos tocar el producto, tentarlo bien, verlo y negociar. Que sepan, que no por ser los chicos, estamos allí abajo; nosotros les compramos a todos, a los Telmex, los Televisa; por qué no les vamos a comprar a ellos. Si hay un lugar donde hay competencia, es con nosotros.

Fuente: El Economista

Compartir