Compartir

Agencias

La Copa Mundial FIFA de este año, en la que se estima que 1.800 millones de personas sintonizarán la final en vivo, podría ser el último aliento para los broadcasters tradicionales frente a las crecientes presiones de los servicios de streaming OTT, muestra nuevo analísis del proveedor de software y servicios de monetización y streaming de video online, Ooyala. Mientras que el streaming online a través de smartphones y tablets ha ganado popularidad entre los millennials, parece que la Copa Mundial de Fútbol se ha aferrado como una de las pocas ocasiones en que la gente aún enciende la televisión.

Al igual que con la mayoría de los eventos deportivos, la participación general ha aumentado en varios dispositivos y es más probable que el público más joven vea la cobertura, y participe con comentarios, en varios dispositivos al mismo tiempo. Sin embargo, la televisión sigue siendo en gran medida el dispositivo principal para el evento de fútbol del 2018.

“La forma en la que sintonizamos las transmisiones ha cambiado considerablemente desde la Copa Mundial 2014 en Brasil, y los usuarios se han vuelto mucho más críticos de lo que les ofrecen los diferentes servicios. Si bien se espera que la visualización OTT en vivo supere al número de espectadores de televisión tradicional, según el pronóstico de Unisphere Research, los televidentes aún consideran sagrada la experiencia televisiva de los grandes eventos deportivos”, comentó Jim O’Neill, analista principal de la Industria en Ooyala.

Uno de los motivos por los cuales los players realizan mejoras en la experiencia OTT, es la frustación de los consumidores frente a particularmente la cantidad de servicios de streaming disponibles, indica O’Neill. Las mejoras van desde una autenticación optimizada, a una mejor curaduría del contenido, personalización y búsqueda y descubrimiento simplificados.

“La puesta en marcha casi instantánea, la calidad constante de flujo de video y la entrega ininterrumpida, sin almacenamiento en memoria intermedia, serán fundamentales para la experiencia del usuario final y para mantener a las audiencias participando en eventos como la Copa Mundial. La Gripe Millenial nos indica que la mayoría de las personas ya tienen problemas para mirar contenido durante horas, por lo que, aunque la televisión sigue siendo una opción popular, deben esperar que sus clientes vean contenido online simultáneamente si fallan en cualquiera de los factores de calidad de experiencia”, resaltó el analista.

Mientras que los proveedores de OTT continúan siendo pioneros en la industria de los medios en lo que respecta a las nuevas tecnologías, deben aceptar que siguen representando sólo una fracción de la participación de la audiencia actual cuando se trata de la Copa Mundial de Rusia. Con los highlights de juegos anteriores disponibles en YouTube y los comentarios de amigos disponibles en redes sociales, la participación general a través de una serie de dispositivos es mayor que nunca, pero por ahora la televisión ha solidificado su lugar entre el público milenial cuando se trata de fútbol, concluye Ooyala.

Fuente: The Daily Television

Compartir