Telefónica se queda con los derechos de la Champions League por 1.000 millones

Compartir

Agencias

Telefónica ha cerrado un acuerdo con Mediapro para la adquisición de los derechos de emisión de la UEFA Champions League y la UEFA Europa League en el mercado residencial español para las próximas tres temporadas (2018-2021). Por cada temporada pagará 360 millones. La compañía también tiene los derechos de LaLiga hasta 2022, por los que invirtió 2.940 millones.

Telefónica se queda con las principales competiciones de fútbol a nivel nacional y europeo. Esta semana se adjudicó los derechos de emisión de los nueve partidos de pago de cada jornada de Primera División para las temporadas 2019-2022. De esta forma, Telefónica tiene el 100% de los derechos del fútbol de pago en el mercado residencial.

En ambos casos, la adquisición de los derechos permite a Telefónica el diseño y desarrollo de los contenidos. Una de las claves es que, a partir de esta temporada, los partidos de la UEFA Champions League se verán en España a través de plataformas de pago, desapareciendo el habitual encuentro que ofrecían los canales en abierto.

Asimismo, el acuerdo alcanzado entre Telefónica y Mediapro permite a la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete revender los derechos a otros operadores del mercado interesados en este contenido e incluye la compartición de los ingresos publicitarios de los nuevos canales con la productora.

El acuerdo entre Telefónica y Mediapro dejará sin apenas fútbol en abierto a los españoles, resquicio que hasta el momento se preservaba en la Champions gracias a Antena 3 y La Sexta. Para los tres próximos años, Mediapro se ha reservado uno de los partidos de Europa League de cada jornada para ofrecerlo en abierto a través de su Gol TV. Además, tanto la final de Champions como de las Europa League -en el caso de que algún equipo español acceda a disputarlas-, también se podrá ver sin pasar por taquilla, gracias a la normativa de eventos de interés general. Asimismo, la suerte audiovisual de los partidos oficiales de la Selección Española también será motivo de pugna entre las televisiones.

Por su parte, tanto Orange como Vodafone (así como cualquier otra televisión de pago) podrá acceder a los paquetes de fútbol que diseñe Movistar gracias a la oferta mayorista que el operador deberá poner a disposición del mercado, para así cumplir con las obligaciones regulatorias derivadas de la compra de Digital+. Eso significa que no existirá un monopolio del fútbol en televisión, pese a que todos los derechos residenciales se encuentren en las mismas manos.

Mediapro gestionará los derechos de la Champions y Europa League en los bares y hoteles. También mantendrá la difusión de las dos competiciones a través de beIN Connect, junto con el referido partido en abierto de cada jornada de Europa League.

La compañía calcula que el coste neto estimado del conjunto de la inversión en los derechos de LaLiga, la UEFA Champions League y la UEFA Europa League “apenas sube un 5%” respecto a la última temporada del anterior ciclo de ambas competiciones. Dicho incremento supone un impacto de alrededor de 40 millones de euros en esa primera temporada del nuevo ciclo”.

Sin embargo, incide en que a partir de la segunda temporada (2019/2020), el coste se mantiene estable y afirma que esta cifra está muy por debajo de los incrementos superiores al 50% registrados en los principales países europeos por estos contenidos.

Asimismo, asegura que este incremento estimado del coste neto de los derechos del fútbol se compensará con ahorros derivados de los programas de eficiencia de la compañía, así como con la generación de ingresos adicionales.

“La adjudicación el pasado lunes de los principales lotes de los derechos de LaLiga ha llevado a Telefónica a consolidar su apuesta por la televisión con uno de los contenidos más seguido por nuestros clientes, completando su oferta con la Champions y la Europa League”, ha afirmado el presidente de Telefónica España, Emilio Gayo.

La compañía asegura que con todo ello se proporciona en los próximos tres o cuatros años “certidumbre, estabilidad, y crecimiento al modelo de negocio de la televisión de pago de Telefonica en España”.

Fuente: eE

Compartir