Compartir

Agencias

Junto con Grecia, Polonia y Bélgica, el territorio local ha presentado la mayor evolución en cuanto al uso de redes móviles. Por su parte, la banda ancha creció en un 3,8% en las naciones que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

El consumo de datos con el teléfono móvil en la OCDE pasó de 1,3 gigas en promedio al mes por cliente en 2016 a 2,8 en 2017, un año en que el número de abonos a servicios de banda ancha móvil subió un 6,1 % para llegar a una tasa de penetración del 102,4 por cada 100 habitantes.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) explicó hoy en un comunicado que a finales de diciembre había en sus 37 países miembros 1.376 millones de abonos a la banda ancha móvil, unos 80 millones más que un año antes.

Los mayores incrementos en 2017, en términos relativos, se constataron en Grecia (24%), Chile (23,4%), Polonia (19%) y Bélgica (15%). No obstante, las tasas de penetración más elevados al terminar el pasado año eran las de Japón (163,1% de la población), Finlandia (154,1%), Estonia (132,7%), Austria (132,4%) y Dinamarca (127,5%).

España se situó algo por debajo de la media, en décimocuarta posición de un total de 37 con el 94,4 % en una lista que cerraban Portugal (69,1%), México (66,5%), Grecia (66%), Hungría (48,8%) y Colombia (48,6 %).

De entre los 32 para los que hay datos del consumo de datos — no existen para Chile, España, Estados Unidos, Israel y Polonia —, las cifras más altas el pasado año se dieron en Finlandia (15,5 gigas al mes), Austria (11,2), Estonia (7,2) y Letonia (6,7).

En cuanto a las líneas fijas, los abonos a la banda ancha se incrementaron el pasado año un 3,8 % en toda la OCDE, lo que significó una tasa de penetración media de 30,4 por cada 100 habitantes. Los mayores ascensos anuales fueron los de Turquía (13,6%), Australia (7,4%), Colombia (6,9%) e Italia (6,6%).

Banda ancha fija Los países con más abonos de banda ancha fija por cada 100 habitantes eran al terminar 2017 Suiza (46,77), Dinamarca (42,92), Francia (42,84), Holanda (42,13), Corea del Sur (41,20), Noruega (40,86) y Alemania (40,19).

Con un 14,2% de personas conectadas con fibra, España es uno de los que encabezan esa tecnología, por detrás de Corea del Sur (31,6%), Suecia (23,7%), Lituania (20%), Noruega (17,6%) y Letonia (17,5%).

Fuente: Emol

Compartir