ASIET y GSMA expresan su preocupación por la incertidumbre sobre el espectro radioeléctrico, para el futuro digital de Chile

Compartir

Asociaciones

La Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET) y la Asociación global del ecosistema móvil GSMA, reconocen el liderazgo regional que Chile ha alcanzado en los últimos años, valoran positivamente los objetivos expresados por el Presidente Piñera de avanzar en el desarrollo de la infraestructura digital, y reafirman lo fundamental de contar con un marco regulatorio e institucional que ofrezca una adecuada certidumbre y seguridad jurídica, y favorezca las inversiones.ASIET y GSMA expresan su preocupación general por la situación del espectro electromagnético en Chile, recientemente sujeto a una resolución sobre la banda de 3.5 GHz, y por el fallo de la Corte Suprema sobre el concurso de 700 MHz que obliga a las operadoras a devolver espectro. Ambas asociaciones entienden que este fallo debilita la institucionalidad sectorial, al contravenir las políticas públicas impulsadas oportunamente por los Gobiernos del Presidente Piñera y la Presidenta Bachelet, la opinión de la Fiscalía Nacional Económica y el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia. Es indispensable reforzar la institucionalidad y que existan mecanismos adecuados para que las decisiones del Estado otorguen previsibilidad y transparencia en un entorno que ofrezca confianza a las empresas.

La disponibilidad de espectro radioeléctrico destinado a servicios móviles es clave para lograr el cierre de la brecha digital y disponer de una infraestructura de conectividad que contribuya al desarrollo económico, favoreciendo la competencia, la cobertura y la calidad de los servicios ofrecidos a los ciudadanos. Como es evidente, los requerimientos tecnológicos del 2018 son muy distintos a los de 10 años atrás donde casi no había teléfonos inteligentes ni un ecosistema de aplicaciones y servicios convergentes. No es posible sostener desde el punto de vista técnico-económico un tope de espectro que es a todas luces anacrónico. De haberse mantenido desde la década pasada hubiera impedido que Chile fuera un país líder en el ecosistema digital latinoamericano y que los chilenos disfrutaran de la calidad y extensión de los servicios que tienen hoy en día. El fallo perjudica a los usuarios y pone en riesgo las inversiones necesarias para la expansión del 4G y el despliegue del 5G, el cual se esperaba sea liderado regionalmente por Chile. Lo que corresponde ahora es estudiar las opciones que están disponibles para resolver esta situación. El país debe evitar la judicialización, la incertidumbre y el entrampamiento institucional si quiere lograr inversiones que permitan avanzar hacia el 5G durante el presente Gobierno.

Confiamos en que el Gobierno de Chile, a través de la Subtel, lidere la búsqueda de soluciones con un espíritu pragmático y consultivo. Por esto, ASIET y GSMA se ponen a disposición de las autoridades para aportar todo su acervo técnico y experiencia internacional para contribuir al diálogo. Solo mediante el liderazgo del gobierno a través de la Subtel se puede reconducir la situación creada y de esta forma generar las condiciones que permitan avanzar en el cumplimiento de los compromisos de inversión y los objetivos de conectividad declarados por el Presidente Piñera.

Fuente: GSMA-ASIET

Compartir