Compartir

Agencias

Los senadores de Cambiemos y del bloque peronista de Miguel Pichetto le dieron media sanción al proyecto conjunto de “ley corta”, para que las telefónicas puedan dar televisión satelital y competir con DirecTV, a partir de julio de 2020. Además proponen licitar antes de fin de año el espectro 3G y 4G de la empresa estatal Arsat, compartir la infraestructura de telecomunicaciones y distribuir canales audiovisuales en condiciones equitativas, incluyendo los canales locales en la TV satelital.

El proyecto -de sólo 13 artículos- fue aprobado este miércoles con el voto de 46 senadores a favor, entre los bloques de Pichetto y Cambiemos; mientras que hubo 11 en contra, de los senadores kirchneristas, Pino Solanas y el bloque que responde a los Rodriguez Saá.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (PRO), aseguró que el proyecto busca modificar las leyes de medios audiovisuales, de Desarrollo Satelital y de telecomunicaciones. Afirmó que los objetivos son promover la competencia del sector, favorecer las inversiones y facilitar la reducción de los precios. “Es un proyecto antimonopólico y viene a contribuir a satisfacer la necesidad de tener conectividad en todos los rincones del país”, dijo Pinedo.

El jefe del interbloque Argentina Federal, Miguel Pichetto, reconoció el trabajo que se hizo para modificar el proyecto original que había enviado hace casi tres meses el Gobierno. “La idea del Gobierno era que en seis meses iban a estar Telefónica y Claro irradiando desde un satélite a todo el país. Inclusive estuvieron muy cerca de sacar un DNU con esta estructura normativa”, dijo Pichetto.

Y agregó que el proyecto que obtuvo media sanción establece que recién dentro de dos años las telefónicas podrán brindar TV satelital en el Área de Buenos Aires, Rosario y Córdoba. En las restantes localidades podrán desembarcar en 2021; excepto en las de menos de 100.000 habitantes, donde podrán ingresar en 2022.

El presidente de la Comisión de Medios y Libertad de Expresión, Alfredo Luenzo -del bloque que lidera Pichetto-, también reconoció “el trabajo conjunto” que se hizo con Cambiemos. Y destacó que se van a liberar las frecuencias de telefonía celular, que están en manos de Arsat, reservando el 20% de esas frecuencias para “prestadores de servicios de carácter regional o local”.

En cambio, Pino Solanas aseguró que el proyecto profundiza la “concentración comunicacional”. Y cuestionó que el proyecto no defina “cuotas de pantalla local y nacional”.

Por su parte, el jefe del bloque kirchnerista, Marcelo Fuentes, reclamó “ponerle límites a los monopolios, ya que estamos orquestando una política de consolidación de estas posiciones dominantes”.

Fuentes del Gobierno señalaron que esperan que en las “próximas semanas” se vote este proyecto en Diputados. El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, sostuvo que “favorecerá la competencia y las inversiones en el sector, de cara a una mejor oferta y calidad de servicios para los argentinos”.

Fuente: El Clarin

Compartir