Telefónica quiere entrar en Cuba

Compartir

Agencias

Directivos de Telefónica de España tantearon la entrada de la empresa en Cuba en un viaje que realizaron el pasado mes de junio a la Isla con motivo del Sexto Congreso de Telecomunicaciones, que tuvo lugar en Varadero, confirmaron fuentes de la operadora a eldiario.es.Según el medio español, la directora global de Estrategia de Asuntos Públicos de Telefónica y exministra socialista de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, se reunió con autoridades del Gobierno cubano, incluidos algunos ministros, para explorar las posibilidades.

Aunque las mismas fuentes consultadas por el diario digital admitieron que la exministra de Asuntos Exteriores participó en reuniones con autoridades cubanas, negaron que hubiera negociaciones concretas porque “no hay intención de las autoridades cubanas de abrir el sector”.

El monopolio estatal de las Telecomunicaciones de Cuba lleva cinco años trabajando en la expansión de la red 3G en la Isla, un servicio que solo ha sido accesible para altos cargos del régimen, instituciones y diplomáticos hasta el momento.

Ahora, cuando en el mundo desarrollado ya las conexiones funcionan con tecnología 4G, las autoridades cubanas pretenden que se extienda a las líneas celulares.

El pasado mes de febrero ETECSA dio a conocer sobre un acuerdo alcanzado con la luxemburguesa SES para garantizar el soporte del servicio de internet para los usuarios “complementando la existente fibra óptica mediante un servicio satelital de órbita media de alta capacidad”.

La empresa estatal necesita el apoyo de tecnología extranjera para dar un servicio que hasta ahora se ha caracterizado por la precariedad y las constantes fallas.

ETECSA ha experimentado problemas para dar cobertura 3G en toda la Isla, complicaciones de configuración en los terminales para funcionar en la frecuencia de 900 MHz o descenso en la velocidad del 2G en las zonas donde se probaba el 3G.

El pasado 25 de mayo, un incendio en la planta tecnológica de Santa Clara, originado por un fallo eléctrico, según investigadores oficiales, dejó temporalmente sin cobertura a más de 1,5 millones de usuarios. Causó daños en infraestructuras y afectó temporalmente el 29% del servicio de los clientes de telefonía celular de todo el país.

Los clientes afectados se localizaron en las provincias centrales de Villa Clara, Sancti Spíritus y Cienfuegos, pero también en Pinar del Río.

Cuba es una mercado apetecible para Telefónica, teniendo en cuenta que de poco más de 11 millones de habitantes solo 4,5 millones cuentan con líneas móviles. La compañía española ha puesto ojo también el posible negocio de las comunicaciones celulares de los turistas.

Según eldiario.es, Jiménez es “buena conocedora de la burocracia cubana”. A la exministra de Zapatero sus contactos con los Gobiernos latinoamericanos le abrieron la puerta de la Telefónica.

Desde su puesto en el Gobierno socialista, viajó con mucha frecuencia a Latinoamérica. En uno de estos viajes acompañó al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, en su visita a La Habana en 2007. El objetivo del encuentro diplomático era abrir una nueva etapa en las relaciones hispano-cubanas tras el frío período de relaciones con el Gobierno de José María Aznar.

Tuvo como una de sus principales tareas la mediación entre Cuba y la Unión Europea para la apertura de nuevas relaciones políticas y comerciales con el régimen cubano.

Entre 2011 y 2016 fue diputada del PSOE, período en el que ocupó la portavocía socialista de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, hasta que terminó la legislatura, retirándose de la política para ser contratada por Telefónica.

Fuente: El Diario de Cuba

Compartir