Televisa negocia la venta de Radiópolis con Grupo ACIR

Compartir

Por Nicolás Lucas, El Economista

Grupo Televisa explora la venta de su participación del 50% que mantiene en el Sistema Radiópolis, que también es operado por el grupo español Prisa desde el año 2002. El gigante multimedios mantiene pláticas con diversos agentes de la industria para colocar en nuevas manos a “Televisa Radio” y de entre los interesados, Grupo ACIR es el de mayores posibilidades, dijo una fuente con conocimiento directo del tema.

Quien se haga con el control del 50% de Televisa en Radiópolis colaborará con Grupo Prisa, hasta la expiración de los contratos firmados en 2002, dijo la fuente. El corporativo de Prisa en México está de vacaciones y Televisa y Grupo ACIR fueron contactados vía electrónica, telefónica y por mensaje de voz, pero de momento, hasta las 13:50 horas, no han atendido a la solicitud para fijar una posición sobre esta información.

Televisa, a través de su razón social Cadena Radiodifusora Mexicana S.A. de C.V., es titular del espectro de 17 estaciones de radio AM/FM que Radiópolis opera directamente en todo México, seis de ellas sólo en la capital y donde se originan las cadenas nacionales “W Radio”, “Los 40 Principales”, “Ke-Buena” y “Quiéreme”. Su red de emisoras afiliadas en el interior de la República sumaría 130 señales.

Las frecuencias de Televisa en la Ciudad de México –la 730, 900 y 940 de AM y el 92.9, 96.9 y 101.7 de FM– tienen títulos de concesión con vigencia hasta entre el 3 y 4 de julio del año 2036, según el Instituto Federal de Telecomunicaciones. El IFT informa también que Televisa pagó 89 millones 209,734 pesos en agosto de 2017 por la renovación de los títulos de esas seis estaciones capitalinas; 22.6 millones de pesos por estación de FM y 7.5 millones por frecuencia de AM, datos de referencia básica para determinar la transacción que viene para Radiópolis.

Televisa, pilar de la radio en México

La eventual salida de Grupo Televisa de este negocio no sólo pondrá fin a toda una era de 88 años en la radio mexicana, desde que el empresario Emilio Azcárraga Vidaurreta echara al aire la señal de la legendaria XEW-AM el 18 de septiembre de 1930, también habría repercusiones locales y nacionales para otros actores de la industria, una que hasta el 2014, el último año con datos fiables, generó un mercado de 8,758 millones de pesos a escala nacional y de 3,065 millones de pesos para la Ciudad de México, que en solitario participa con el 35% del negocio.

La fusión ACIR-Radiópolis reconfiguraría todo el mercado de la radio en México, con Radiorama y Grupo Radio Centro como posibles primeros impactados.

Esto, porque la combinación de ACIR con Televisa Radio daría nacimiento al segundo jugador del sector por número de estaciones, 270 contra 300 de Radiorama, mientras que para el caso de la Ciudad de México ambos grupos ya unidos sumarian 11 frecuencias, equivalentes en número a las de Grupo Radio Centro en esta plaza, el actor sobre el que planean los fantasmas de las investigaciones del IFT por concentración indebida de frecuencias y por poder sustancial de mercado, ya que el 26.09% del espectro de AM y el 17.86% de las frecuencias de FM, más el 57.3% de la audiencia capitalina en manos de GRC, hacen sospechar al regulador del sector.

Quedará por conocerse qué será también de los acuerdos suscritos por Televisa Radio con empresas como Radiorama, la Cadena RASA o Grupo Radio Digital, que en varias plazas de la República explotan los conceptos de Radiópolis-Prisa en sus estaciones, de ahí las configuraciones de cadenas, por ejemplo, como “Los 40” que compiten directamente con la cadena “Exa” de MVS Radio.

Un día Televisa quiso comprar a Grupo ACIR

La fusión Televisa-ACIR ya tuvo un primer intento en el año 2000, cuando Grupo Televisa y la estadounidense Clear Channel Communications Inc. intentaron comprar a ese grupo de radio por 101 millones de dólares para fusionarlo con Radiópolis, pero la operación fue frenada por la entonces Comisión Federal de Competencia, el antecedente de la actual Cofece.

La compañía resultante hubiera llevado el nombre de “Grupo ACIR-Radiópolis” y de ella, Clear Channel participaría con el 24% del negocio, Televisa con el 50.1% y el resto de las acciones estarían en control de los dueños originales de ACIR, los señores Ibarra.

De haber prosperado, en el año 2000 habría nacido un grupo de radiodifusión con 116 estaciones: 17 de Televisa y 99 de ACIR.

Tras el fracaso con ACIR, Televisa intentó comprar a Grupo Radio Centro de la familia Aguirre en agosto del 2000, pero los acuerdos con el primer jugador de la radio capitalina naufragaron definitivamente en diciembre de ese año.

¿Por qué vende Televisa a Radiópolis?

Con Prisa, con ACIR o con el Grupo Multimedios como potenciales compradores de Radiópolis, a Televisa difícilmente le ayudaría esta venta para librarse de las cargas que pesan sobre su operación por ser el agente económico preponderante en radiodifusión, pero al final estará en la órbita del IFT definir este particular y también los casos de poder sustancial de Radio Centro y los traslapes de cobertura ACIR-Radiópolis; esto, por ser esa autoridad la facultada en temas de competencia de telecomunicaciones y radiodifusión.

“Creo que a Televisa no le pega (esta venta) en el tema de preponderancia, porque cuando se declaró agente económico preponderante, la medición de audiencia se hizo con base en los niveles de penetración de TV abierta y no incluyó radio y pareciera que con esta desincorporación Televisa quisiera centrarse más en lo que históricamente ha sido su negocio más lucrativo, que es el de producción de contenidos audiovisuales para TV”, considera Agustín Ramírez, abogado especializado en telecomunicaciones del despacho Ouraboros.

Radiópolis cae en el rubro de “otros negocios” de los reportes financieros de Grupo Televisa, donde también se incluyen los negocios de distribución de contenidos de largometrajes y todo lo relacionado con el futbol. La división entera reportó ventas por 2,312.6 millones de pesos en el segundo trimestre de 2018; 15.1% más que un año antes. Pero el dato no siempre es positivo para Televisa: el mismo segmento cayó 19.9% en el último trimestre del 2017 y 5.1% en todo el año, mientras que la utilidad anual del rubro también se desplomó 52.9%, según reportes financieros de la empresa a la Bolsa Mexicana de Valores.

Grupo Televisa ya había mandado señales de ventas en su negocio de radio. En los últimos conference call con analistas de mercado, la directiva de la compañía había confirmado su intención de desprenderse de negocios no estratégicos, así como su intención de escindir otros de sus operaciones.

No sólo eso: entre 2017 y 2018, Televisa vendió dos estaciones de AM a la filial zacatecana TV Zac del grupo NTR. De esta manera la XEHL-AM 1010 KHz y la XEBA-AM 820 KHz pasaron de Televisa a NTR, de acuerdo con documentos del IFT.

ACIR, Multimedios, MVS… ¿quién para Radiópolis?

En la potencial concentración ACIR-Radiópolis, habrá plazas donde ambas empresas cuentan con estaciones y donde es posible que se den traslapes de cobertura: Veracruz, San Luis Potosí, Puerto Vallarta, Monterrey, Guadalajara y la CDMX, otro tema que el Instituto Federal de Telecomunicaciones deberá observar, pues son al menos 27 emisoras en cuestión.

El regulador tendrá la tarea de revisar quién es el interesado por el 50% de Televisa en Radiópolis, pues si el primer interesado es Grupo ACIR, no sería el único. Otras versiones apuntan a un somero interés del Grupo Multimedios de Monterrey.

Multimedios ha salido recientemente de la discreción, comprando canales de radio y televisión y dividiendo su espectro para meter a su competencia en modo de arrendamiento, como al Canal 52Mx de MVS Comunicaciones, que de momento, vía su vocero Felipe Chao, declinó comentar por ahora sobre el asunto Radiópolis.

Grupo Multimedios tiene interés en ingresar al mercado de radio del Valle de México y para eso empuja desde 2017 a Fundación Ecoforestal AC para quedarse con alguna de las frecuencias 99.7 y 104.5 aún disponibles para radio social en la FM de la capital.

Televisa, por su parte, se encuentra en un proceso de potenciar sus otros negocios y disminuir su deuda, por lo que la venta de Radiópolis se incrustaría en ese plan de negocios. Por citar un ejemplo, a su negocio de telecomunicaciones Izzi Telecom dirigió el equivalente de 399 millones de pesos en el primer trimestre del año, mientras que Telmex y Megacable sumaron 1,787 y 1,218 millones de pesos en infraestructura, recordó Jorge Fernando Negrete, director de Mediatelecom Policy & Law.

“La venta de Radiópolis responde más a una decisión financiera, que estratégica. Clarín y Telecom se funcionan en Argentina, manteniendo una convergencia extrema: TV, radio, prensa y telecom fijo y móvil. En México, Televisa no está en móvil y vende radio; su decisión entonces no es estratégica, sino financiera. Seguramente busca mejorar su perfil de inversión. Esto se combina con los problemas financieros en Univisión y la salida hace unos días de dos de sus principales funcionarios. La mejora de su flujo de caja no refleja todavía el verdadero reto de la empresa, que es insertarse en un mundo telecom vertical con éxito”.

Fuente: El Economista

Compartir