El grupo público China Tower tuvo un debut tímido en la bolsa de Hong Kong

Compartir

Agencias

El grupo público chino China Tower tuvo un debut tímido en la bolsa de Hong Kong el miércoles, en el primer día de cotización en la mayor salida a bolsa del mundo desde 2016.

Tras su primera sesión en bolsa, la acción del gigante mundial de las telecomunicaciones cotizaba a 1,26 dólares hongkoneses (0,16 dólares, 0,13 euros), el mismo precio de introducción (1,26 HKD).

El grupo público recaudó 6.900 millones de dólares, es decir, 5.900 millones de euros, en su salida a bolsa (IPO) en Hong Kong, una cifra por debajo de sus expectativas.

La empresa emitió 43.100 millones de acciones, con un precio inicial de 1,26 HKD por participación, situándose en el menor nivel de la horquilla prevista por el grupo, de entre 1,26 y 1,58 HKD.

Aunque la salida de China Tower a la bolsa de Hong Kong hizo correr ríos de tinta durante los últimos años, los inversores mostraron una confianza más bien escasa, tras las tensiones provocadas por la guerra comercial entre Estados Unidos y China y sus repercusiones en el mercado mundial.

China Tower es el segundo grupo chino que se conforma con salir a bolsa en la parte inferior de la horquilla de precios de sus acciones, tras los inicios difíciles que el fabricante de móviles Xiaomi tuvo hace algunas semanas en la bolsa de Hong Kong.

– Despliegue de la tecnología 5G –

No obstante, la salida a bolsa de China Tower es la más importante desde la de Postal Savings Bank of China y sus 7.600 millones de dólares (6.500 millones de euros al cambio actual) de 2016, según datos de la agencia Bloomberg.

Según algunos analistas, algunos inversores consideran a China Tower como un valor seguro en el mercado de la telefonía móvil porque recibe el apoyo de las autoridades chinas. Pero en cambio otros defienden que esta misma falta de competencia lastrará el crecimiento del grupo.

En los documentos presentados para su salida a bolsa, China Tower informó que preveía “investigar y desarrollar nuevas tecnologías e infraestructuras de torres de telecomunicaciones para responder a las necesidades de las nuevas tecnologías”, en particular de 5G.

Jackson Wong, de Huarong International Securities, calificó de “razonable” el escaso crecimiento de las acciones de China Tower en su salida a bolsa debido a la tendencia general de los mercados.

Según este analista, China Tower debería beneficiarse de la política del gobierno chino favorable a la expansión de las redes de 5G.

Aunque la apuesta de la empresa no sea “realmente sexi”, “China quiere promover el 5G y esto hace prever que los dividendos del grupo sean elevados”, aseguró Wong.

Según un estudio del gabinete Analysys Mason, publicado en abril, China es el país más avanzado en el despliegue de la tecnología 5G.

Este país prevé estrenar la 5G a principios del año que viene, con el lanzamiento de un móvil puntero compatible con esta tecnología por el fabricante Huawei.

No obstante, las multinacionales chinas podrán comercializar esta tecnología de forma más bien limitada en el mercado estadounidense.

China Tower nació de la fusión en 2014 de las actividades de las torres de telecomunicaciones de los grupos públicos China Mobile, China Unicom y China Telecom.

Fuente: AFP

Compartir