¿Conviene a Telcel comprar más espectro de 2.5 GHz para su “GigaRed”?

Compartir

Por Nicolás Lucas, El Economista

GigaRed es la marca de Telcel para servicios de 4.5G. Esta red se soporta sobre espectro de 2.5 GHz con otras señales de 1.7/2.1 GHz, que en “combinación” dan al operador el poder de configurar productos más veloces y de mayor capacidad, así como planear ofertas de Internet de las cosas y otras posibilidades de negocio.

Las frecuencias de GigaRed que usan espectro de la 2.5 GHz suman 60 MHz de ancho de banda y son de carácter regional en cuanto a cobertura, a diferencia de las señales ganadas la semana anterior por AT&T y Telefónica que son lotes nacionales de espectro.

Partiendo de la lógica de que las señales de 2.5 GHz –antes de MVS Comunicaciones y ahora en manos de Telcel– sólo tienen un alcance para cubrir un potencial del 75% de la población o cerca de 75 millones de mexicanos, nace la interrogante si para Telcel hace sentido buscar la manera de hacerse con más señales de 2.5 GHz para fortalecer a su “GigaRed 4.5G”.

Especialistas opinan que regulatoria, técnica y económicamente hablando, Telcel sí podría comprar o rentar más espectro de 2.5 GHz y por la vía del mercado secundario de frecuencias. Sin embargo, añaden que no haría mucho sentido para su controladora Radiomóvil Dipsa ir por la banda de 2.5 en regiones donde el mismo mercado no garantiza el retorno adecuado de inversiones.

Sistema TV Digital, Tele Comarca, Telefutura, TV Zac, Ultravisión y Alfonso Esper Cárdenas y Adrián Esper Cárdenas, son los otros tenedores que aún tienen señales de 2.5 GHz en sus manos; 60 MHz de frecuencias. Pero algunos de ellos ya han comenzado a crear productos para el consumidor final, como es el caso de Ultravisión y entonces, Telcel tendría que encontrar la manera de rentar parte del espectro de esa compañía para ofrecer sus propios servicios o pensar en comprar a la empresa, en uno de varios escenarios posibles.

Habría el inconveniente además de que ya se reveló cuánto pagó Telcel a MVS por sus 60 MHz y cuánto comprometieron AT&T y Movistar en la subasta IFT-7, hechos que aumentarían el poder negociación de los otros concesionarios ante, en este caso, Telcel.

En el opuesto de Ultravisión, aún se desconoce si los concesionarios Esper Cárdenas han empezado o no a explotar el pedazo de banda en 2.5 GHz que retuvieron tras el rescate de 2013 por parte de la Secretaría de Comunicaciones, siendo que ellos, por ejemplo, cuentan concesiones que cubren 40 plazas de San Luis Potosí y Tamaulipas en las que no llega Telcel con el espectro que fue de MVS, pero a donde sí podrán llegar AT&T y Movistar con sus señales de la 2.5.

De acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones, Telcel llega con su 2.5 GHz a las plazas más densamente pobladas del país como la Ciudad de México; a los destinos turísticos más importantes como Cancún o Acapulco y también a los estratégicos puertos de altura en el Pacífico y el Atlántico, a Veracruz y Lázaro Cárdenas.

Pero aún quedan zonas de Aguascalientes, Zacatecas, Coahuila, Puebla y Oaxaca, entre otras, en donde la cobertura de GigaRed no podrá ser con 2.5 GHz, recuerda Alejandro Mayagoitia, presidente de la Asociación Nacional de Servicios Inalámbricos de Telecomunicaciones (Ansitel).

“En Torreón, Gómez Palacio y Lerdo son aproximadamente 1.4 millones de habitantes… En varias de esas ciudades el espectro sigue en manos de los concesionarios originales y otras regresaron al dominio al Estado, porque no se pagó la renovación”. Por tanto, dice Alejandro Mayagoitia, Telcel deberá pensar qué conviene más a su estrategia de negocio: “completar su 2.5” o buscar otras alternativas para crecer su GigaRed.

Salomón Padilla, vicepresidente de la Asociación de Telecomunicaciones Independientes de México, coincide en que Telcel bien puede comprar más espectro de 2.5 o explotar otras bandas de frecuencias ya en su poder para “sustituir” en algunas plazas a las señales de 2.5 y así llevar hasta ellas sus servicios de 4.5G con GigaRed.

Telcel cuenta con bandas con naturaleza más apta para llevar cobertura y otras para capacidad con las que podría configurar GigaRed, dice el vocero de la ATIM.

Entre las llamadas “bandas bajas”, Telcel suma cerca de 24 MHz con las bandas de 800 y de 850 MHz y con las “bandas altas”, en 1.7/2.1, 1.9 y 2.5 GHz, Telcel también tiene varios paquetes de frecuencias, cerca de 150 MHz se señales.

“Regulatoriamente podría, no se ve impedimento (comprar más espectro); técnicamente se puede. Pero el problema es la rentabilidad; no sabemos si es rentable comprar más y llevar red donde no da el mercado”, explica. “Tiene otros espectros, me pregunto si será una alternativa a la 2.5”.

Fuente: El Economista

Compartir