Compartir

Agencias

El CADE Digital 2018 concluyo con la presencia del ex presidente de Estonia, Toomas Hendrik Ilves, quien expuso el caso de su país como ejemplo de país líder en la digitalización del Estado al servicio de los ciudadanos.

El ex mandatario llegó al Perú para contar cómo desde el 2006, Estonia, con 1 millón 300 mil habitantes, es el primer país digital del mundo entero. Esta diminuta república báltica vecina de Rusia y Letonia, pasó de ser un satélite soviético a convertirse en la meca tecnológica de Europa.

Los ciudadanos son los únicos propietarios de sus datos online (en Internet) y consultarlos sin razón constituye un delito.

Además, ser un estado plenamente digital supone un ahorro a Estonia del 2% de su PBI anual en salarios y gastos.

Los estonios pagan el estacionamiento por Internet, tienen wifi pública en todo el territorio nacional y cuentan con el ancho de banda más veloz del planeta. Su Internet, a diferencia de su pasado histórico, es libre y abierta. Su acceso es amplio y sin restricciones ni limitaciones al contenido.

El uso de tecnologías de la información en el sector público nos ha impulsado al frente de la modernización […] y ha convertidó a Estonia en un país con uno de los gobiernos más limpios y transparentes del mundo”, dijo Toomas Hendrik Ilves, presidente del país entre 2006 y 2016, en un video gubernamental.

con información de RPP

Compartir