Compartir

Un total de 155 empresas nacionales y multinacionales de Latinoamérica ya cuentan con proyectos de innovación abierta, en los que trabajan codo con codo con más de 2.000 startups, que se benefician de las inversiones y el impulso de estas corporaciones. Se han puesto en marcha más de 180 iniciativas de este tipo, lo que significa que se han multiplicado por 11 en los últimos dos años (en 2016 solo se registraron 16).

Son cifras del primer estudio sobre ‘Corporate Venturing’ -políticas de financiación empresarial de compañías de riesgo- elaborado por el centro de estudios e innovación latinoamericano Prodem, con la colaboración de Wayra (el área de innovación abierta de Telefónica) y el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Bajo el título de ‘Grandes empresas + Startups = ¿Nuevo modelo de Innovación?’, la investigación también incluye un ranking de los países en los que hay una mayor relación entre corporaciones y startups y que está liderado por Brasil con 64 iniciativas, seguido de Chile, con 28, y México con 24.

Colaboración por sectores

Según el informe, las grandes compañías que se están relacionando con empresas emergentes pertenecen principalmente a las industrias de comercio electrónico y tecnología en un 18,4%; seguros y sector financiero en un 16,2% y empresas de telecomunicaciones en un 11,8%.

“El ecosistema latinoamericano es muy joven aún, pero ha crecido rápidamente en los últimos años”, señala Hugo Kantis, Director de Prodem y autor del estudio.

“Detectamos que este fenómeno no está solamente ligado a las grandes firmas tecnológicas internacionales, sino que también hay grandes empresas locales que se están vinculando con empresas digitales en etapas tempranas, porque muchas veces encuentran, en este tipo de alianzas, vías más rápidas y eficientes para innovar”, asegura el directivo.

Incubación de startups

Entre las herramientas y actividades de ‘Corporate Venturing’ que más están utilizando las corporaciones en América Latina, destacan la aceleración e incubación de startups en un 49,6%; los hackathones y acuerdos de colaboración entre emprendedores y corporaciones, ambas con un 38,1%; la inversión a través de fondos de riesgo corporativos en un 30,9% y la disposición de espacios de cotrabajo con un 24,5%.

“Según la consultora especializada en tecnología e innovación, CbInsights, en el 2017 los fondos de riesgo corporativo invirtieron unos 620 millones de dólares en Oceanía, África y Latinoamérica”, recuerda Miguel Arias, director de Wayra a nivel global. “Y ahora, gracias al estudio, estamos viendo que en la región hay al menos 155 grandes empresas, entre las que se encuentra Telefónica, haciendo Corporate Venturing”, subraya.

Esto demuestra que el ecosistema emprendedor en el área está creciendo a un ritmo considerable, lo que puede convertirlo, en opinión de Arias “en uno de los puntos de mayor interés para los fondos de capital riesgo en los próximos años”.

Fuente: El Español

Compartir