Trump ataca ahora a Google

Compartir

Agencias

Horas después de que el presidente estadounidense se anotase uno de lo que considera grandes éxitos de su Administración, la firma de un nuevo acuerdo comercial con México, Donald Trump ha vuelto al ataque en las redes sociales para atacar en este caso al gran gigante de la tecnología mundial, Google, en un golpe tangencial a los medios de comunicación estadounidenses.

El inquilino de la Casa Blanca ha puesto ahora en el ojo del huracán al buscador de Alphabet, acusándole de “amañar” los resultados de búsqueda para que, si el usuario busca “Trump News” (noticias sobre Trump) devuelvan casi exclusivamente informaciones de medios opositores al presidente. “Google y otros están suprimiendo las voces de los conservadores y escondiendo informaciones y noticias que son buenas. Están controlando lo que podemos y no podemos ver. Esta es una situación muy seria, ¡será estudiada!”, apunta el magnate republicano.

De esta forma, Trump parece sumarse a las constantes críticas de expertos que han advertido en los últimos años de lo peligroso que es que Google acumule más de un 70% de las búsquedas mundiales, haciendo que su algoritmo pueda usarse como una herramienta de manipulación de la opinión pública. Sin embargo, el ataque de Trump en realidad se queda en la superficie y pone el foco únicamente en lo que afecta a su Administración. El dato que recoge en su tuit podría provenir de un artículo publicado en el conservador PJ Media que asegura que poner el término ‘Trump’ en Google News devuelve un 96% de informaciones negativas.

Google, por su parte, ha negado ningún tipo de manipulación, y ha afirmado en un comunicado que la meta de la compañía “es asegurarse de que los usuarios reciben las respuestas más relevantes en cuestión de segundos”. “Las búsquedas no se usan para establecer una agenda política ni orientamos nuestros resultados hacia una ideología política. Cada año realizamos cientos de mejoras a nuestros algoritmos para asegurarnos de que ofrecen contenido de alta calidad en respuesta a las peticiones de los usuarios”.

Los tuits de Trump se enmarcan más en su estrategia de atacar a los medios de comunicación que en su preocupación por la diversidad de información en la red o a estrategias de manipulación – no en vano su campaña electoral hizo uso de noticias falsas y de segmentación publicitaria en redes sociales a través de Cambridge Analytica para alcanzar el poder. De hecho, este ataque a Google se suma a sus habituales críticas a medios como CNN o The New York Times a quienes ha acusado de divulgar noticias falsas (Fake News) sobre su presidencia y a los que ha calificado, junto a otros medios, de “enemigos del pueblo”. De hecho, la tecnológica Amazon es uno de sus objetivos preferidos al estar dirigida por Jeff Bezos, también dueño de The Washington Post.

El nuevo enfado de Trump se produce menos de dos semanas después de que más de 300 medios estadounidenses se unieran para publicar un editorial en defensa de la libertad de prensa y rechazando los constantes ataques que sufren desde la Casa Blanca. A ello, el presidente respondió que él es favorable a una “verdadera libertad de prensa”, pero que mucho de lo que dicen algunos medios “son noticias falsas”. “La censura es algo muy peligroso y absolutamente imposible de controlar”, agregó, justo antes de volver a atacar a CNN y MSNBC.

Precisamente la semana que viene representantes de Google, Facebook y Twitter tendrán que comparecer ante el Congreso de EEUU sobre la censura y la posible influencia de actores extranjeros en las elecciones presidenciales de 2016. Las dos redes sociales han eliminado cientos de cuentas sospechosas de intentar influenciar a los votantes estadounidenses desde el extranjero, y hace unas semanas varias tecnológicas suprimieron las cuentas del conocido ultraderechista Alex Jones, que solía difundir falsas conspiraciones para atacar a la izquierda.

Fuente: eE

Compartir