La Unión Europea celebro un año sin recargos por ‘roaming’

Compartir

JenTelMx

El final de los cargos por itinerancia (roaming) ha sido un hito del Mercado Único Digital, una prioridad política de la Unión Europea para construir una sociedad digital accesible y sostenible para la ciudadanía.

Tras muchos años de intenso trabajo, los ciudadanos dejaron de recibir cargos de itinerancia en sus llamadas, mensajes de texto e internet móvil en cualquier país de la Unión Europea (UE) diferente al propio. Pagando la misma tarifa de su lugar de residencia.

Tras cumplirse el primer aniversario del fin de los cargos de roaming en meses recientes, la Comisión Europea hizo un Eurobarómetro sobre el impacto del fin del roaming, entre los cuales destacan los siguientes resultados:

Más apertura, pero queda camino

La ciudadanía está más dispuesta que el año pasado a usar sus móviles “como en casa” cuando viajan a otro país de la UE… aunque la mayoría todavía los usa poco.

Saber que ya no se cobran cargos por roaming lleva a que las personas que tienen ese conocimiento restrinjan menos el uso de sus móviles al viajar (51% frente al 65% que no estaban al tanto).

Los viajeros frecuentes restringen menos el uso que los ocasionales: el 58% de los que viajaron una vez restringieron el uso, frente al 43% de los que viajaron 6 o más veces.

En comparación con 2017, quienes viajaron a otro país de la UE en los últimos 12 meses es más probable que hagan llamadas de voz con la misma frecuencia que si estuvieran en su país de residencia (+6 puntos porcentuales). El mismo patrón se refleja en los datos sobre mensajes de texto y uso de internet.

Internet, el gran cambio

El cambio más drástico en el comportamiento se ha visto en el uso de internet móvil: un 42 % de los viajeros antes del 15 de junio de 2017 no había utilizado nunca internet móvil en otro país de la UE. Ese porcentaje cayó al 21 %, la mitad, tras la entrada en vigor de la medida.

Asimismo, un 34 % de los viajeros usan internet móvil igual que en su casa, más del doble de los viajeros anteriores al 15 de junio de 2017 (cuando era de un 15%).

Medida beneficiosa y más conocida por ellos

Una gran mayoría (69 %) piensa que esta medida es beneficiosa para ellos o para alguien que conocen: un 48 % dijeron que ellos mismos se beneficiarán, y un 59% que lo harán familiares o amigos.

Por otra parte, los varones conocían más que las mujeres el fin del roaming: 67% frente a 58%.

Otros factores; estudios, edad, zonas, hábitos…

A más edad, más conocimiento: un 66% en la franja de entre 25 y 39 años conocían la medida, frente al 57% de la franja 15 – 24 años. Los jóvenes entre 18 y 24 años han sido los más tendientes a restringir el uso de sus móviles la última vez que viajaron a otro país de la UE: lo hizo el 58%, mientras que entre los mayores de 55 este porcentaje fue del 51%.

Los ciudadanos con más años de estudios tienden a conocer más la medida: el 71% de los que completaron su educación con más de 20 años lo sabían, frente al 41% de los que la terminaron a los 16.

Empleados (70%) y autónomos (69%) tienden a estar más enterados que los trabajadores manuales (60%) y quienes no están trabajando (54%).

Los ‘urbanitas’ tenían más conocimiento de la medida que las personas de medio rural.

Los encuestados con acceso a internet en su móvil conocen más la medida que aquellos que no (67% vs 52%).

En los países del norte suelen ver la medida más beneficiosa: los porcentajes varían del 90% de Irlanda y el 83% de Austria y Suecia, al 55% de Francia y el 58% de Grecia. En España, el porcentaje es del 75%.

Aún lo usan menos que en sus países

De quienes viajaron en los últimos 12 meses, un 48% hizo menos llamadas, y un 18% no hizo ninguna. Un 26% hizo llamadas con la misma frecuencia que en su país, y apenas un 3% las hizo más a menudo.

Un 37% envió menos mensajes que en casa, mientras un 14% directamente no lo hizo en su último. Solo un (33%) envió mensajes de texto con la misma frecuencia que en su país, y un 4% envió más. Un 10% nunca manda mensajes de texto, ni en su país ni en su último viaje.

Un 37% accedió a internet móvil menos mientras viajaba, y un 19% ni siquiera utilizó este servicio. Un 34% lo usó igual quen su país, mientras que un 6% lo hizo aún más.

Con información de la Comisión Europea

Compartir