Compartir

Asociaciones

e calcula que para 2025, casi la mitad de todas las conexiones móviles en América del Norte se ejecutarán en redes 5G, según un nuevo informe de la GSMA, que sugiere que la región adoptará la tecnología 5G mucho más rápido que los mercados similares de Europa y Asia. La última edición de la serie emblemática de GSMA, Mobile Economy publicada en el Congreso Mundial de Tecnología Móvil del Continente Americano esta semana, estima que en 2025 habrá cerca de 200 millones de conexiones móviles 5G en EE. UU. y Canadá, lo que representa el 49 por ciento del mercado total proyectado para ese momento. El informe también calcula que el ecosistema móvil de América del Norte generó más de u$s 830 mil millones en valor económico el año pasado, el equivalente al 4 por ciento del PBI de la región.

“Los operadores móviles de América del Norte están invirtiendo a niveles récord para actualizar sus redes y adquirir más espectro a medida que comenzamos la era de las 5G”, comentó Mats Granryd, director general de la GSMA. “Con el nivel de cobertura de banda ancha móvil nacional y de propiedad de teléfonos inteligentes, los consumidores de EE. UU. y Canadá muestran un enorme interés en el sector y son los primeros en adoptar nuevos tipos de servicio y contenido digital; por eso, esperamos que estos dos mercados incorporarán rápidamente las nuevas redes 5G en los próximos años”.

Una base de abonados que supera los 300 millones

En la actualidad, 4G es la tecnología móvil predominante en América del Norte (representó el 70 por ciento de las conexiones en 2017) y continuará creciendo hasta el próximo año, cuando la tecnología 5G haga sentir su peso. Los operadores estadounidenses lanzarán las primeras redes 5G comerciales este año y se estima que los operadores de Canadá lanzarán las 5G en 2020. Según las proyecciones, para 2025, la tasa de adopción de las 5G en América del Norte (49% de las conexiones) será significativamente superior a la de Europa (30 por ciento) y los mercados asiáticos clave como China, Japón y Corea del Sur (30 por ciento, conjuntamente).

La cantidad de abonados móviles únicos en América del Norte superó los 300 millones en 2017, lo que representa el 84 por ciento de la población, la segunda tasa de penetración de abonados más elevada a nivel mundial, luego de Europa. Se pronostica que la base de abonados aumentará a 328 millones para 2025, empujando la tasa de penetración al 86 por ciento.

La industria móvil de la región experimenta una transformación acelerada

El impacto de las tecnologías y servicios móviles de la próxima generación está generando un aporte cada vez mayor a la economía de la región. Se estima que para el año 2022, el aporte económico de la industria móvil aumentará un 32 por ciento a u$s 1100 billones, es decir, el 4,9 por ciento del PBI, superando los u$s 833 mil millones (4 por ciento del PBI) en 2017, impulsada por una mayor productividad y la digitalización continua de la industria y los servicios. El ecosistema móvil de América del Norte también generó casi 2,4 millones de empleos en 2017 y aportó u$s 114 mil millones de fondos al sector público a través de impuestos generales (sin incluir los fondos recaudados por las subastas de espectro).

Sin embargo, la industria en América del Norte atraviesa actualmente un período de cambios vertiginosos, impulsados ​​por fusiones y adquisiciones de gran envergadura, que involucran a gigantes de telecomunicaciones y medios de comunicación, una mayor competencia de los operadores de Internet como Netflix y Amazon y la creciente adopción de tecnologías como la Internet de los objetos (IoT). Según las proyecciones, la cantidad de conexiones IoT en América del Norte llegará prácticamente a triplicarse entre 2018 y 2025, marcando un total de casi 6 mil millones.

“Los operadores móviles de América del Norte están compensando el declive de muchos servicios móviles tradicionales, aprovechando con eficacia las nuevas oportunidades de ingresos en cuanto a contenido, IoT y en breve, 5G”, agregó Granryd. “Es probable que los primeros casos de uso de 5G en la región se centren en el suministro de ofertas de banda ancha móvil perfeccionadas para el mercado de consumo, mientras que los servicios en áreas como vehículos autónomos, automatización industrial y automotriz, cirugía médica remota, RA y RV de avanzada, ganarán escala poco después”.

Consulte el nuevo informe “The Mobile Economy: North America 2018

Fuente: GSMA

Compartir