La GSMA presiona para que los reguladores europeos faciliten la transición a la 5G

Compartir

Agencias

La asociación sectorial GSMA afirma que corresponde a los organismos reguladores adoptar las medidas adecuadas para posicionar Europa como líder mundial de 5G y conseguir que se cumpla la previsión de que la industria de telefonía móvil genere más del 4% del PIB de la región para el 2022.

En la edición regional más reciente del informe sobre Economía Móvil, la GSMA advierte de que hay que adoptar políticas de apoyo más sólidas para posicionar a Europa como “ubicación preferida para las inversiones”, porque es el único modo de que dicha región desarrolle todo su potencial en 5G.

Mats Granryd, director general de la GSMA, ha indicado mediante un comunicado que las redes 5G de Europa deberían ofrecer cobertura a casi el 75% de la población para el 2025, y que para entonces dicha región debería constituirse en el tercer mercado 5G más importante del mundo después de Asia-Pacífico y América del Norte.

Añade que “con todo, en la era de la 5G el éxito dependerá de la capacidad de los gobiernos para implantar marcos regulatorios con visión de futuro que promuevan inversiones sostenibles, fomenten la innovación y protejan al consumidor”.

Crecimiento del PIB

La GSMA observa que los servicios y tecnologías móviles generaron el 3,3% del PIB europeo a lo largo de 2017, lo que asciende a 450.000 millones de euros en valor económico añadido. Según la Asociación, dicha cifra debería incrementarse hasta los 720.000 millones de euros en el 2022, lo que supondría un 4,1% del PIB.
Pero solo se conseguirá si los organismos reguladores emprenden reformas que impulsen la evolución digital.

Con dicho fin, habría que promover un entorno que favorezca declaradamente las inversiones. De este modo la industria de telefonía móvil podría invertir en beneficio de los consumidores y apoyar una política que aplique unas mismas normas a idénticos servicios, con la finalidad de intensificar la competencia, la innovación y el bienestar del consumidor.

Además, la asociación ha pedido que se pueda acceder a espectro armonizado en las frecuencias adecuadas “y bajo condiciones a largo plazo igualmente adecuadas, a fin de que que las operadoras puedan invertir en redes y servicios futuros”.

A modo de conclusión, la GSMA declara que los organismos reguladores deberán “capacitar a las operadoras europeas para que exploten todo el potencial de los datos, con el propósito de innovar y competir en todo el mundo, al mismo tiempo que se protege la privacidad y confidencialidad del consumidor”.

Según la asociación, tales políticas ayudarán al continente europeo a hacer realidad sus ambiciones en 5G. Se prevé que los primeros lanzamientos de dicha tecnología en Europa tengan lugar a finales de la década actual.

Añade que “se prevé que la 5G cubrirá para el 2025 unos 200 millones de conexiones, lo que corresponderá al 29% del total de líneas en servicio en Europa”.

Fuente: MWL

Compartir