Movistar también es soporte de la Red Compartida, le renta 300 sitios a Altán Redes

Compartir

Por Redacción, El Economista

Telefónica Movistar también es un importante proveedor de infraestructura pasiva para la Red Compartida de servicios mayoristas de telecomunicaciones.

Altán Redes, el operador de esa red, le contrató a Pegaso PCS S.A. de C.V. una cartera de 300 sitios para colocar allí sus torres, antenas, fibra óptica u otro equipo tecnológico como una manera de ahorrar tiempo en trámites e inversión para dar cumplimiento más rápidamente a los hitos de cobertura a los que se comprometió tras la firma del contrato de asociación pública-privada de enero de 2017 con el Promtel y la Secretaría de Comunicaciones en representación del Estado mexicano sobre, entonces, este proyecto que ahora ya ha conseguido media docena de clientes.

De esta manera se conoce ya al tercer “proveedor” importante de la Red Compartida en cuanto a insumos u otros elementos de infraestructura pasiva más allá de los contratos que Altán Redes ya tiene firmados con empresas como American Tower y sobretodo con Telesites para el uso de radiobases en donde instala sus antenas de transmisión.

También se desvela que Movistar fue mucho antes, más de un año, un abastecedor de espacios para Altán, que un cliente de sus servicios mayoristas con los que ahora está en línea de configurar potenciales nuevos servicios móviles e inalámbricos fijos para el usuario final sobre la Red Compartida, como según informó Telefónica en agosto de este año.

Movistar se convierte además en una importante plataforma para terceras compañías de telecomunicaciones, pues además de que una docena de operadores móviles virtuales o MVNOs como Virgin, Weex o Simplii que corren por sus redes de espectro, ahora la Red Compartida de Altán Redes también avanza por el mercado telecom sobre parte de la infraestructura pasiva de Telefónica en México.

Documentos del Instituto Federal de Telecomunicaciones indican que Altán Redes y Pegaso PCS negociaron y firmaron un contrato el 17 de febrero de 2017 para la explotación de la infraestructura pasiva de Pegaso a favor de Altán.

El contrato tiene una vigencia de diez años y puede modificarse para ajustarlo a la conveniencia de mercado de ambas compañías y no sólo ampara el uso para esos 300 espacios, pues también existe la posibilidad de crecerlo a más sitios para que las dos empresas hagan negocio mutuo.

La inscripción del contrato se realizó el 11 de agosto de 2017 en el IFT, aunque se había celebrado entre las partes en febrero y validaba además que Altán Redes no estaba obligado a pagar ningún tipo de renta a Pegaso en los meses de junio a septiembre de 2017, sólo a partir del 1 de octubre, hace un año exacto; un beneficio del que todavía se desconoce si Telesites o American Tower replicaron alguno equivalente en su oportunidad para atraer a Altán Redes a sus radiobases.

De acuerdo con la versión pública del documento, los 300 sitios contratados por Altán a Pegaso de Telefónica alcanzaban el territorio de la Ciudad de México, el valle de Toluca y con potencial alcance a los vecinos Hidalgo y Morelos, por lo que para dar cumplimiento a su primera obligación de lograr una cobertura del 33% de la población –37 millones de personas– y 32 Pueblos Mágicos a más tardar el 31 de marzo de 2018, Altán soportó buena parte de este deber en la infraestructura de Telesites/American Tower/Pegaso.

Los folios generales del convenio de acceso y uso compartido de infraestructura pasiva, como se denomina el acuerdo, se identifican en particular con los folios FET005877CO-101346, FET005882CO-101346, FET005892CO-101346, FET005967CO-101346, FET008030CO-101346, FET070598CO-101346 y FET005847CO-101346, según el Registro Público de Concesiones del IFT.

La firma del convenio ocurrió un mes exacto de la firma del contrato APP entre el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel) y el Consorcio Altán, que 90 días antes, el 17 de noviembre de 2016, había resultado ganador del concurso internacional identificado con el folio APP-009000896-E1-2016.

El 17 de noviembre de 2016, Altán se comprometió a cubrir el 92.2% del terrario mexicano habitado, entonces siete puntos sobre lo mínimo requerido por el gobierno. Prometió tambié una cobertura del 30% del territorio para el 31 de marzo de 2018 y 25% de los Pueblos Mágicos; una cobertura del 50% para el tercer aniversario de la firma del contrato y del 70% de la población al cuarto aniversario del contrato; otra del 85% de la población al quinto aniversario y todos los Pueblos Mágicos cubiertos, y la cuota del 92.2% del territorio habitado al séptimo aniversario de la firma del contrato APP.

Empresas suministradoras de componentes y de análisis de mercado advierten que México aún requiere mayores inversiones en infraestructura para llegar lista a nuevas tecnologías como la 5G y para llevar una conectividad de calidad de los consumidores.

Furukawa, fabricante de cables de fibra óptica, sostiene que toda la industria de telecomunicaciones y hasta el inicio de 2018, ha instalado cerca de 410,000 kilómetros de redes de fibra óptica y que la Red Troncal que se soportará en fibra óptica para que desde allí los operadores puedan crear nuevos servicios de telecomunicaciones, necesitará de 50,000 kilómetros adicionales a los 24,000 con los que nacerá para cumplir con su misión de conectar a más mexicanos.

TowerXchange, que informa sobre una cuota de 4.4 millones de radiobases ya esparcidas por el mundo y un mercado valuado en 300,000 millones de dólares en ese nicho, estima de México una operación de 25,000 torres, con Telesites como primer jugador del negocio por sus cerca de 15,000 radiobases operando en el país y advierte que el mercado necesitará otra cuota equivalente de este tipo de infraestructura.

En 2013, la extinta Cofetel estimaba como necesario el despliegue de 100,000 radiobases apenas para dar cobertura de 3G y 4G a los mexicanos, por lo que en 2018 existe todavía un déficit de 75,000 radiobases y quizá más para el 4.5 y 5G.

La semana pasada, en un foro organizado por la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, Altán Redes dijo que la cobertura de la Red Compartida cubre ya a un potencial de 40 millones de mexicanos en 12 ciudades de la República; de ellos, ocho millones en poblaciones con menos de 10,000 habitantes. Para todo ello, dijo, ha invertido en mantener 2,700 radiobases y fibra óptica por 20,000 kilómetros de red, toda una infraestructura que además estará habilitada para futuros servicios de 5G en un lapso de dos años.

Fuente: El Economista

Compartir