Compartir

Agencias

El perito que ha declarado en el juicio contra Vodafone y Huawei por infracción de patentes a Tot Power Control ha admitido que los parámetros de la solución de Tot sí están dentro de la de Huawei, aunque ello no supone que la estén utilizando.

En respuesta a las preguntas de la demandante, el profesor de la Universidad en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) José Francisco Montserrat ha reconocido que los parámetros de la solución de Tot aparecen en un documento con el “copyright” de Huawei, aunque ha defendido que ello no implica que el gigante de telecomunicaciones chino la utilice.

También ha declarado hoy David Leftley, exresponsable de Vodafone Ventures, que en 2012 entró como accionista en la compañía española y que actualmente mantiene alrededor del 5%.

Leftley ha asegurado que la solución de Tot resultó fundamental para la tecnología 3G, que permitía una mejora de la potencia del 60%, que una vez instalada en Huawei era del 20%, lo que representa una mejora “muy significativa”.

Sobre este punto, tanto Vodafone como Huawei han reiterado que la mejora era insignificante, y han tratado de demostrar que la patente de Tot carecía de actividad inventiva, por lo que debería ser invalidada.

Tot Power Control, una división de la compañía Top Optimized Technologies, ha desarrollado un sistema para mejorar la eficiencia espectral de los entornos 3G, un algoritmo que agiliza la red móvil.

En 2002 Tot registró cuatro patentes, y en 2010 firmó con Vodafone un memorándum de colaboración que incluía el pago de un canon; en 2012, cerró un acuerdo con Huawei para aplicar esta tecnología en 25 países en los que opera Vodafone.

Ya en 2015 Vodafone informó a Tot de que ya no estaba interesada en el modelo, ya que Huawei había desarrollado por su cuenta una solución alternativa, que según sostiene Tot era idéntico al suyo y utilizaba el mismo código, razón por la cual decidieron demandar a Huawei por revelación de secreto industrial, violación de contrato, infracción de patentes y competencia desleal.

Por estos hechos, Tot pide daños y perjuicios por un importe de más de 500 millones de euros, que en la práctica podrían elevarse a 2.000 en función de los sectores en los que hayan estado operativo este sistema.

La vista se reanudará el lunes 8 de octubre con la comparecencia de un perito de Vodafone que no ha podido hacerlo hoy, y con otras periciales técnicas.

Fuente: EFe

Compartir