Compartir

Agencias

Las empresas de telecomunicaciones en Chile están en vilo, atentos a los planes del gobierno de impulsar la tecnología de 5G, y creando volatilidad en el precio de las acciones de Empresa Nacional de Telecomunicaciones S.A.

En junio el gobierno anunció que iba a congelar la banda de 3,5GHz que Entel y su rival Claro, filial de América Móvil SA, estaban usando para servicios de telefonía fija móvil, para impulsar los servicios 5G. Entel acusó expropiación. Sin embargo, la semana pasada el gobierno dio pie atrás en el congelamiento, y permitiría que Entel y Claro sigan usando esa frecuencia. También ingresó una consulta al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia para actualizar la cantidad máxima de espectro radioeléctrico que puede tener cada empresa.

Goldman Sachs y LarraínVial coinciden que esto reduce la incertidumbre en la industria, ya que por ahora los operadores están dentro de las cuotas planteadas por el gobierno.

Sin embargo, LarraínVial recortó su recomendación para Entel el viernes, a neutral de comprar ya que el anuncio solo proporciona alivio temporal a sus verdaderos desafíos en Chile y Perú. En el mercado local su pesadilla ha sido WOM, que ingresó al mercado chileno de telecomunicaciones hace tres años y controla actualmente un 13 por ciento de la cuota de suscriptores móviles, liderando el mercado en términos de cifras de portabilidad.

“En Chile, esperamos que los débiles resultados sigan pesando en los márgenes”, compensado en parte por el crecimiento en los planes de datos ilimitados, dijo el analista de LarraínVial Juan Djivelekian. “No descartamos presiones competitivas también en Perú”.

Fuente: Bloomberg
Imagen: Internet

Compartir