Compartir
View over Avenida 9 Julio and the obelisk in Plaza Republica:: Buenos Aires:: Argentina.

Agencias

Una nueva edición de Hispasat Innovation Days tuvo lugar este martes 23 de octubre en el Hotel Faena de la Ciudad de Buenos Aires, donde la empresa satelital convocó a partners y clientes para debatir sobre el futuro consumo de medios y la capacidad satelital requerida para responder a la creciente demanda de conectividad en Latinoamérica.

Se trata de la séptima edición de este formato que este año tuvo lugar en Londres, Rabat, México, Milán, Río de Janeiro y Bogotá en septiembre. La apertura del evento estuvo a cargo de Sergio Chaves, director de Negocios de América del Sur en Hispamar.

Chaves explicó que el mercado de video tiene diferentes temas que atender. Entre ellos, el consumo audiovisual varía según grupo etario y país, pero lo que es seguro es que la TV tradicional está perdiendo ingresos de manera gradual. En segundo lugar, está el despliegue de redes terrestres, que no en todos los casos cuenta con la calidad deseada.

Finalmente, el ejecutivo habló de la hiperconectividad. ‘Cada vez hay más aplicaciones y la gente demanda más ancho de banda. Los smartphones están todo el tiempo con las personas, que están las 24 horas conectadas’.

En este marco, Hispasat ha avanzado con grandes inversiones para acompañar las tendencias del mercado, y hoy cuenta con siete posiciones orbitales y 11 satélites en órbita. En la región, algunos de los grandes operadores satelitales como Telefónica y Claro, con alta penetración, son clientes suyos. Además, tiene más de 2000 puntos de conexión backhoul para llegar con Internet a lugares remotos.

Nuevos hábitos de consumo

Partiendo de la base de que el consumo de IPTV está creciendo en Latinoamérica, mientras el satélite mantiene su nivel y el cable baja, los ejecutivos del primer panel analizaron cómo es el mercado actual, con moderación de Anat Procianoy, Sales Manager South America en Hispasat.

Tomás Gennari, EVP de Business Bureau, dijo que el 60% de los hogares con acceso a Internet tiene una suscripción a Netflix y que el consumo semanal llega a las nueve horas en promedio.

Por su parte, Rodolfo García Cosín, CTO de AMC Networks, expresó: ‘Ha habido un cambio en el modelo de negocio pero también se da una demanda de producciones con creciente calidad. Hay un exceso de oferta que abruma al consumidor y por eso se hace necesario que las plataformas ayuden a elegir, que recomienden contenidos para los usuarios’.

‘El consumo multiplataforma es un fenómeno global que trasciende las generaciones. Si el contenido es atractivo y la plataforma amigable, se va a consumir. La tecnología abre posibilidades porque ofrece más canales de distribución’, completó Fernando Liste-Neira, Sr. Manager Technical Operations de Disney Channel.

En la parte tecnológica, Juan Manuel Altamirano, de Ateme, expresó: ‘Los proyectos ya no vienen del área broadcast sino de las redes. Se invierte en mejorar para dar mayor conectividad a los clientes. Los operadores de TV lineal están desplegando fibra para ofrecer una mayor experiencia. La mayoría se debate si desarrollar sus propias plataformas OTT, y mientras tanto la gente se está yendo a Netflix’.

Agregó: ‘Esto puede ser de alto costo para los cableoperadores y por eso son interesantes las opciones de marca blanca para salir rápidamente con un producto propio’.

García Cosín: ‘El core no ha cambiado; si se hacen buenas historias, se consumen. Lo que cambia es la forma de distribuirlas. El foco es hacer buenas historias y llegar a los usuarios por todos los caminos posibles. En AMC lanzamos innovamos con el lanzamiento de series completas desde el primer día, dándoles la posibilidad de hacer binge viewing’.

Oportunidades de banda Ka HTS

El segundo panel estuvo integrado por Pablo Mosiul, de Orbith, Mariano Sumberaz, de Telefónica Media Networks, Damián Mares, de Gilat, y Tobias Dezordi, de Gilat. Hablaron de las oportunidades de la banda Ka HTS en Latinoamérica y la disponibilidad de esta tecnología, que en Argentina ‘todavía es muy baja’, coincidieron.

Una de las barreras a superar es lograr más capacidad de satélites. En relación al costo del servicio, se requiere bajarlos para que llegue a ser accesible a más hogares. Los costos están bajando gradualmente, hay satélites operativos que requieren inversiones menores en capacidad, y menores costos de mantenimiento. Además, dijeron que es necesario revertir la idea de acudir al satélite ‘cuando no quedan otras alternativas’. También se necesita backhaul, que está creciendo. Hay que llegar adonde casi no hay infraestructura.

Entre las ventajas de la tecnología HTS, mencionaron que permite responder a la creciente demanda de conectividad. Comparado con la tecnología tradicional satelital, otorga mayor cobertura y ofrece una infraestructura más robusta y a menores costos. El servicio es más competitivo, las antenas más pequeñas y con menor costo de instalación. Pero lo más importante, es que permiten un mejor aprovechamiento del espectro.

Fuente: Prensario

Compartir