Compartir

Agencias

Estados Unidos quiere aplicar impuestos a los negocios digitales, pero se opone a una iniciativa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), por considerar “injusto” gravar los ingresos de las compañías en lugar de sus beneficios.

En un comunicado difundido el jueves, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, afirmó que “un impuesto debe basarse en las ganancias y no en las ventas, y no debe apuntar a una industria específica”.

Mnuchin insta a los socios de la OCDE a que trabajen sobre este tema con los Estados Unidos, “en lugar de tomar una iniciativa unilateral”.

La Unión Europea debate actualmente una propuesta fiscal, presentada en marzo por la Comisión Europea. La iniciativa prevé la rápida introducción de un impuesto del 3% sobre los ingresos en ciertas actividades (como publicidad), de Google, Amazon, Facebook, Apple , y de plataformas como YouTube o Airbnb. Estos grupos escapan en gran medida a las imposiciones fiscales de los países donde operan principalmente.

Mnuchin reiteró la “gran preocupación” de Washington sobre los países que consideran unilateralmente la introducción de un impuesto sobre el volumen de negocios, por considerarlo injusto para con las firmas estadounidenses.

La administración de Donald Trump buscará “avanzar rápidamente” en este tema con la OCDE.

Fuente: AFP

Compartir