Empresas de la Unión Europea expresan su “profunda preocupación” por el impuesto digital

Compartir

Agencias

Varias empresas digitales europeas como Spotify o Booking.com expresaron su “profunda preocupación” por el impuesto a los gigantes de internet que la Unión Europea (UE) estudia cómo aplicar.

En una carta a los ministros europeos de Finanzas, difundida el martes, destacan que el impuesto “fue concebido para las grandes empresas muy rentables, pero tendrá un impacto desproporcionado en las empresas europeas, lo que implicaría un trato injusto”.

Los dirigentes de 16 compañías agregan que la medida “causaría daños al crecimiento económico y a la innovación, a la inversión y al empleo en toda Europa”.

La propuesta actualmente en debate, presentada en marzo por la Comisión Europea, apunta esencialmente a los gigantes estadounidenses del sector digital, como Google, Apple (NasdaqGS: AAPL – noticias) , Facebook (NasdaqGS: FB – noticias) y Amazon.

Bruselas prevé la rápida introducción de un impuesto del 3% sobre los ingresos de determinadas actividades (publicidad o reventa de datos personales) hasta que se negocie una solución a escala mundial en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Francia espera que los demás países europeos la aprueben antes de finales de año. Pero varios países se oponen al proyecto, como Irlanda, donde varios gigantes digitales tienen sus sedes en el continente.

“La mayoría de jóvenes empresas y de nuevas compañías dependen de sus ingresos para crecer y desarrollarse”, afirman los responsables de las empresas europeas en la carta, señalando que el impuesto les privaría de “una fuente esencial de capital para reinvertir en su crecimiento”.

Además, la propuesta del ejecutivo comunitario les genera dudas “jurídicas, técnicas y políticas”.

“Reconocemos las preocupaciones públicas y políticas y estamos dispuestos a contribuir a la reforma de los principios fiscales internacionales para garantizar una fiscalidad justa en una economía digital global”, agregan.

Los ministros europeos de Finanzas deben debatir de nuevo este impuesto en una próxima reunión en Bruselas el martes 6 de noviembre.

En Reino Unido, el ministro británico de Finanzas, Philip Hammond, anunció el lunes la creación de un impuesto similar. A partir de 2020, la actividad generada por estos grupos en suelo británico se gravará con un 2%.

Fuente: AFP

Compartir